domingo, 26 de noviembre de 2017

MÁS SOBRE "EL REFUGIO INTERIOR"




Ya llevo bastante tiempo sin hablar del cáncer en este blog, aunque muchos de mis escritos y el leit motiv de este blog fue en un principio hablar de la enfermedad, pues uno de los objetivos de estos escritos era dar a conocer mi experiencia con la misma y hacer como una especie de diario público en el que poder plasmar mis pensamientos, mis reflexiones y poder ayudar también a quien lo leyera. 

Aunque el blog ha derivado en muchas otras cosas, gracias a él pude construir mi libro "De eso se trata la tormenta" en donde relato mi paso por la enfermedad y todo lo que aprendí de ella.

Hace ya años publiqué aquí un artículo denominado "El Refugio Interior" donde hablaba de que los seres humanos a veces tenemos que pasar por situaciones críticas, ya sean enfermedades, muerte de un familiar, falta de trabajo, depresiones producidas por estas situaciones, etc, y qué en muchas ocasiones se podían aliviar creándonos mentalmente lo que yo denomino "El Refugio Interior", un lugar hecho en nuestra mente donde nos alejamos de todo el dolor, de todo lo que nos hace daño en nuestro exterior, aunque el dolor sea físico, como por ejemplo, el pasar por una quimioterapia o un tratamiento médico duro, podemos alejarnos de nuestro propio cuerpo creando una dimensión mental en la que nos refugiemos durante los peores embistes de dolor o de malestar. 

Es fácil decir "hazte ese refugio", es algo muy difícil pero ,según mi experiencia yo logré hacerlo cuando estaba en los peores momentos de mis tratamientos de quimioterapia, pues cuando me sentía tan débil, con dolor, envenenado por los químicos a los que me sometían, me ponía a pensar en mi infancia, en los momentos felices, los cumpleaños, riendo con mis padres, con mis hermanos, los juguetes en los días de reyes, el turrón en Navidad, el frío cuando iba al colegio, la lluvia, las estrellas, las tardes larguísimas del verano, las vacaciones, el sol, las piscinas, el mar, la playa,todo lo que me gustaba y pasaba horas pensando en eso, en las conversaciones con mis amigos, en los tiempos de adolescencia, en el amor, en la vida que todos consideramos "normal" pero que cuando estás en estos trances dolorosos echas tanto de menos y te es tan ajena, pues tu vida está trastocada, está dirigida por otras circunstancias "no normales" que hacen que sufras y que estés agobiado.

Quizás esto sea un tipo de meditación al estilo zen o como hacen los budistas, alejarte de ti mismo, refugiarte en tu mente o en tu espíritu, valorar lo bueno que has tenido y que ahora no puedes disfrutar, pero quizás al verlo todo desde fuera, sin poder tenerlo, aprendamos a saber lo que queremos y lo que nos hace bien o lo que nos hace mal, así podemos luego, cuando salgamos del trance, dirigir nuestras vidas hacia un mejor camino.

Cuando hablo con alguna persona enferma y me cuenta lo mal que lo está pasando, o los problemas que tiene, la mayoría de veces me siento impotente por no poder ayudar de forma efectiva, por no poder arrancar la enfermedad de ella y decirle que todo va a ir bien, aunque lo diga, pues a veces es muy fácil decirlo, pero todos sabemos que pasar por un cáncer o cualquier enfermedad grave y mortal es algo muy duro y solo sabe el dolor que se pasa, el malestar y la incertidumbre aquel que lo tiene y sus familiares, que pasan la enfermedad con él.

A veces decirle a una persona que sea positivo y que todo va a ir bien no es lo mejor que se le puede decir, a veces simplemente escuchándola y empatizando con ella simplemente con un abrazo o diciendo que estamos ahí para lo que necesite, es suficiente, pues no siempre se puede ser positivo ni estar con la sonrisa en la cara cuando se está mal, a veces hay que expresarlo, soltar la rabia, el temor, la frustración de verte así y no poder hacer nada más que aguantar para intentar superarlo.

Siempre aconsejo a quienes están enfermos y tengan que pasar por momentos duros que se creen su "Refugio Interior", que busquen ese hueco en su espíritu donde estar en las horas duras, es algo necesario y bueno, pues cuando estamos allí nada nos puede hacer ya daño, salimos de lo físico y entramos en lo mental, en lo mental todo es posible, y a partir de ahí podemos buscar la fuerza necesaria para poder curarnos, hacer emerger nuestra energía curativa, que todos tenemos hacía la dimensión física, a través de la mental, vale la pena intentarlo.

Si no disponemos de ese espacio mental, de ese refugio, nuestro dolor físico o espiritual pueden oscurecer por completo nuestra vida y entonces perderemos todo lo que fuimos y lo que vivimos, recordar lo bueno, incluso lo malo, lo que superamos, lo que hicimos y lo que nos queda por hacer hace que tengamos voluntad, que superemos obstáculos que nos parecen imposible de superar, pero somos más fuertes de lo que pensamos y solo sabemos lo fuerte que somos cuando ser fuerte es nuestra única opción.

Ser fuerte no es ser un superhéroe ante la adversidad, ser fuerte es resistir, como lo hace un junco ante la ventolera, doblegarse pero no partirse, las personas fuertes son las que tienen esperanza y creando este espacio mental, nuestro "Refugio Interior" creamos un lugar para la esperanza, la esperanza en que todo acabará y volveremos a esos momentos, a esos lugares, a ese bienestar que pasamos y perdimos.

Puede que no sea una técnica probada o "científica" pero por mi experiencia a mí me ha servido mucho para estar mejor, por eso hablo de ello y por eso siempre lo recomiendo.

A todo aquel que lo esté pasando mal espero que este post le pueda servir para lograrse un alivio por lo menos mental y quien sabe si también pasarlo al plano físico y lograr el bienestar.

Seguimos en el camino...

Dedicado a María Teresa, ella ya sabe quien és...


domingo, 19 de noviembre de 2017

NOSTALGIA DE LLUVIA


Cierro los ojos y miro a través de la ventana, como siempre, brilla el sol, ese sol blanquecino que ya no es como era antes, miro el cielo y ya no es azul profundo "celeste", es un azul pálido, enfermo, blanquecino, sediento.

En este año 2017, cuando ya casi han transcurrido dos décadas del siglo XXI, el Mundo cada vez está más contaminado, más superpoblado y más empobrecido que nunca.
Todos hemos crecido viendo películas apocalípticas que Hollywood nos ha enseñado desde nuestra más tierna infancia, como para prepararnos para el "futuro" que las élites de este planeta quieren que tengamos, y creo que lo van a conseguir. Todos hemos visto a Mad Max luchando en una tierra sin agua, sin alimentos, sin esperanza por sobrevivir en los desiertos de ese mundo futuro, hemos visto como la Tierra se rebela en forma de catástrofes medioambientales en películas como "El Día de Mañana", o también provocadas por Guerras nucleares, "El planeta de los Simios", o cientos y cientos de películas en las que la humanidad acabaría mal.

Pues bien, en esta época en la que vivimos cada vez se ve más cerca ese futuro apocalíptico, repleto de destrucción de muerte y de sed, sin agua, ni comida, ni esperanza.

El cambio climático está haciendo que cada vez las lluvias sean más escasas, aquí en España, en estos momentos llevamos meses sin llover, ni siquiera en la que se denominaba "la España Húmeda", en el norte, Galicia, Cantabria, País Vasco, Pirineos, apenas esta lloviendo, con temperaturas muy altas para la época y una sequedad en el ambiente que ha provocado incendios virulentos que han destruido miles por no decir millones de hectáreas en solo dos días, más aparte los que se producen y no informa de ellos.

España se seca, se muere, se queda sin agua y nuestros políticos miran hacia otro lado, no les importa el medio ambiente, no les importa que el aire esté enrarecido por la falta de limpieza y la contaminación continua a la que sometemos nuestra atmósfera por los coches, las fábricas y la actividad humana en general, si esto sigue así, habrán restricciones, encarecimiento del agua, y nuevas enfermedades pulmonares por la falta de humedad y aire limpio, aparte del desastre medioambiental provocado por la muerte de nuestra flora y fauna por la sequía implacable, realmente estoy aterrado con la situación...

Recuerdo cuando era un niño que en esta época, en octubre-noviembre, siempre llovía, y mucho, habían inundaciones por la llamada "gota fría" y también habían desastres por este fenómeno, pero siempre llovía, unos años más, otros menos, pero no faltaban esas benditas lluvias que nos refrescaban el ambiente y nos hacían adentrarnos en el otoño-invierno, porque hacía frío de verdad, un frío saludable, un frío de gorro, guantes, abrigo y humedad.

Recuerdo lo que me gustaba escuchar la lluvia en los cristales del colegio, me quedaba extasiado mirando como caían las gotas repiqueteando sin cesar, el cielo gris y negro, con la profundidad que le da al paisaje las nubes de lluvia, el frescor, la pureza de esa bendita lluvia que ha desaparecido de esta tierra.

Me viene a la memoria un día en la escuela en el que estábamos hablando en ciencias naturales de como se medía la cantidad de lluvia que caía en un lugar, y el maestro nos explicó que era gracias a los pluviómetros, incluso nos enseño a fabricarnos uno casero para ponerlo en el balcón y medir la lluvia. 
Recuerdo que fabriqué uno y lo puse en el tejado de casa de mi abuela para ver como se medía la lluvia, desde que lo hice hasta que lo probé con lluvia no transcurrieron más de tres días, hoy en día te podrías morir esperando a que eso sucediera para probar un pluviómetro.

Antes siempre que había una excursión o algún evento siempre rogábamos al cielo para que no lloviera, pues era tan frecuente que casi siempre alguna lluvia nos caía en algún viaje, excursión, procesión o desfile, ahora también pasa pero es bastante raro, la lluvia se ha ido...

En estos meses, hace treinta años nuestra sierra rebosaba humedad, las collas siempre estaban llenas, la vida surgía y los árboles lucían lozanos, los huertos se regaban sin problemas y todo estaba muchísimo más verde que hoy en día.  La gente salía a coger caracoles en los días de lluvia, hoy también, pero escasean y muchas colonias han muerto a causa de las temperaturas extremas de los veranos y la falta de lluvia de los inviernos.

España va camino de convertirse en parte del desierto del Sahara, y si nadie lo remedia, cosa que creo va a ser imposible esta tierra en unos pocos años va a ser inhóspita, con serios problemas de abastecimiento de agua potable y para regadío, la huerta de Europa se muere y con ella el aumento de los precios de los alimentos y del agua potable será una realidad.

No quiero vivir en un Mundo como el que nos están creando, quiero que los gobiernos se den cuenta que hay que revertir esta sinrazón, que hay que dejar de contaminar con los combustibles fósiles, que tenemos tecnología para poder tener energía sin ellos, que podemos revertir el calentamiento si vamos usando otros medios de producción y protegiendo a la poca naturaleza que queda, si no lo hacemos llegaremos a un punto de no retorno en el que habremos cavado nuestra propia tumba y entonces volveremos a las cavernas, a las tinieblas de la ignorancia y de la miseria, ¿de verdad queremos eso?...seguimos en el camino. 

domingo, 12 de noviembre de 2017

DIEZ AÑOS DE BLOG


Bueno, hoy me dispongo a escribir otro post, pues ya hace unos tres meses que no me pongo delante de esta pantalla para escribir mis pensamientos, o mis reflexiones o lo que demonios sea que escribo en este blog, que ya puedo decir que aún a pesar de todo, ya tiene diez años, es decir, comencé mi blog cuando tenía treinta años, recién casado y con mucha ilusión por delante.
En estos diez años han ocurrido muchas cosas en mi vida, muchas buenas pero también muchas no tan ídem, pero el balance para mí es positivo y lo que ha ocurrido "malo" me ha servido para crecer como persona, para hacerme más fuerte y para comprender un poco más lo que de verdad importa en la vida, y en cierta forma este blog ha sido un escape y una forma de canalizar a veces mis frustraciones, mis temores, mis movidas mentales y sobre todo el poder ordenar en muchas ocasiones el caos que existe en mi mente y en mi espíritu, también me ha servido para exorcizar demonios interiores que me hacían daño, y ha sido una buena terapia escribir para liberarlos, todos aquellos que me seguís y comentáis sabéis de que os hablo, y aprovecho este post para daros las gracias por todos estos años junto a mí, aunque no tengo muchos seguidores, los que hay son agradecidos y comentan y es un placer tenerlos en este pequeñísimo espacio del universo blogger, abrazos para todos.

En estos últimos meses han ocurrido muchos acontecimientos en nuestro país y en el Mundo que están poniendo patas arriba a la sociedad, tanto española, como mundial, el fenómeno de los nacionalismos, como el ultra-comentado y omnipresente en España conflicto catalán, los conflictos que se extienden por todo el avispero de Oriente medio, la prepotencia de los líderes mundiales, que con su locura, están a punto de organizar otra "juerga" mundial, y nosotros, entre los que me incluyo, miramos la televisión flipando con miles de noticias sobre estos temas, no entendiendo la mayoría de veces casi nada, y en muchas ocasiones estando tan saturados de "información" que hasta nos importa un carajo ya todo, por lo menos esa es la sensación que tengo cada vez que veo los telediarios o veo noticias en internet.
Todo se está enrareciendo, la convivencia entre los ciudadanos de este país, los mismos países quieren separarse de las posibles uniones que se pretenden crear o se han creado, cada cual quiere tirar su camino solo, cuando lo mejor, según mi criterio sería que fuéramos todos juntos en busca de la prosperidad y de la paz, pero claro, cuando se pretende hacer una Unión como la Europea, que no es social, es económica, la cosa cambia, los ricos quieren esa unión, pero a costa de degradar cada vez más al pobre y someter económicamente y por ende social-mente a ciertos países que no consideran "guays" las élites bancarias e industriales.

El gran problema de todo radica en el dinero, todo es por dinero, no se busca la unión social ni moral, ni mejorar la sociedad, la vida de las personas y la condiciones de trabajo y de salud, no, solo se busca el progreso material, el dinero, la industria salvaje, ya no importa el medio ambiente, ya no importan los animales ni la tierra, importa la vil moneda que nos hace llevar al noventa y cinco por ciento de la población mundial una vida miserable, y el otro cinco por ciento una vida de Dioses, la injusta realidad de la vida moderna.
No quiero meterme en camisa de once varas con lo de Cataluña, en mi opinión es un error querer separarse de España, pero cada cual que piense lo que quiera, pues para mí no hay más que una cortina de humo que nos están haciendo ver para tapar el agujero terrible de desfalcos y de corrupción que existe en España, tanto de un lado como de otro,  manejándonos a su voluntad para que pensemos lo que ellos quieren que hagamos, todo es una mentira y un control de las masas terrible, yo lo siento, pero me salgo de esa espiral, paso de todo, aunque se que me afecta, pero por lo menos mi espíritu puede dormir en paz o por lo menos intentarlo.

Ya no quiero hablar de política, no quiero saber nada de lo que está pasando, pues todo me parece ilógico, bizarro, extraño, sin sentido, y cada vez más veo que la realidad se está convirtiendo en una caricatura de lo que era la vida hace unos años.

Como siempre he dicho, peco de nostálgico, pero siempre tengo esa extraña sensación de que cuando era un niño, en este país todo era mejor, o por lo menos lo parecía, la gente vivía con más alegría, con más ilusión y no existían tantos problemas sociales como los hay hoy en día, aunque también puede ser que estuvieran ocultos y no se dieran a conocer, pero la realidad es que hoy en día para mí el principal problema de este país está en la juventud, pues ahora la juventud se ha alargado tanto que se ha juntado casi con la jubilación, jóvenes de cuarenta y tantos años que ni trabajan, ni tienen familia ni contribuyen con la sociedad aportando su fuerza y su energía productora de cualquier servicio, parásitos obligados por un sistema degradado que está usando a la juventud como esclavos ideológicos para cambiar los valores, a los maduros como ganado productivo y a los viejos robándoles las aportaciones de sus cotizaciones para conseguir privatizar la seguridad social y acabar forzando a todo el mundo a contratar planes de pensiones obligatorios o a pasar hambre y miseria en la vejez.
Hace veinte años los jóvenes trabajaban, la mayoría lo podía hacer y el que no lo hacía era un gandul, hoy no se trabaja, hoy se esclaviza con sueldos miserables a los menores de treinta años y los de treinta y tantos y cuarenta casi no los quieren, son demasiado viejos,tienen hijos y cargas familiares, no interesan, hay que pagarles más, pues no se cogen, ole sus cojones...
Así están consiguiendo que nuestra juventud no quiera renovar las generaciones, no quieran tener hijos, quieran marcharse y lo de formar familias para que el país se desarrolle nasti de plasti, que lo hagan los inmigrantes, que ellos si que saben lo que es cambiar una sociedad a base de conquistar demográficamente el país o países que les interesa, España se muere tal y como la conocemos, otros la volverán suya por nuestra estupidez y avaricia...

La democracia envejece y en España parece que está pasando la crisis de los cuarenta, una crisis grande y que, o la acaba reforzando, cosa que dudo mucho, o la acaba destruyendo atrasando nuestro país otros cuarenta años, de lo que nosotros hagamos a la hora de votar en las elecciones o en colaborar con la política depende lo que pase en los próximos años. 



viernes, 25 de agosto de 2017

MÁS MIEDO


Después de tres meses largos me dispongo a escribir este post para mover un poco el blog, la verdad es que lo tengo bastante desatendido, pero las obligaciones de la vida, el cansancio, otros proyectos en mente y la falta de tiempo me hacen escribir poco en este espacio personal de internet, pero ahora voy a intentar hilvanar algunas ideas que están surgiendo en mi cabeza debido a todo lo que está aconteciendo en el Mundo actual.
Hace años ya publiqué en este blog un post titulado "Miedo", en el que hablaba de todo lo que hacen las élites que nos gobiernan para infundirnos ese temor en el cuerpo y que estemos quietecitos, parados y callados ante todo lo que nos hacen, todo lo que nos obligan a aceptar, a quitarnos el criterio y la razón mediante esta arma poderosa que hace que nos inmovilicemos ante las injusticias y que nos hace escondernos en refugios de odio y aversión hacia lo que los poderosos quieren que enfoquemos esas acciones.
Desde mi último post han pasado muchas cosas en el Mundo, desde amenazas nucleares por parte de Estados Unidos y de Corea del Norte, hasta recientemente un atentado en mi país, realizado por el EI, perpetrado por gente demasiado joven para tener ese odio y esa maldad, pero que han hecho mucho daño a esta sociedad.
El terrorismo hace que el miedo aflore en la sociedad, ahora mismo España está en alerta 5 de terrorismo, en cualquier momento puede "saltar la liebre" y cualquier loco de ideología extremista puede provocar muchos muertos con cosas que todo el mundo tenemos en casa, desde productos químicos caseros que mezclados de cierta forma y manera pueden ser potentes explosivos, vehículos que pueden lanzarse contra civiles en ciudades provocando masacres, armas del mercado negro que pueden usarlas para idem, etc, 
Ya la sensación que tenemos al salir a la calle es de inseguridad, y además estoy viendo en las redes sociales un odio sin precedentes contra ideologías que comparten los terroristas que a mí, personalmente me están horrorizando, pues el odio solo lleva al odio, la violencia trae violencia, y con esta tensión poco a poco se formará una masa crítica que explotará y vendrán los enfrentamientos y la guerra, y eso se puede evitar si las fuerzas de seguridad quisieran hacer bien su trabajo, como al parecer están haciendo ahora, pero primero tiene que pasar algo gordo para que actúen.  
De todos modos no debemos olvidar que el terrorismo "religioso" no viene de ahora, hay que remontarse muchos años atrás, cuando la guerra del golfo, la primera y luego la segunda, cuando se eliminaron a los caudillos que en aquellas lejanas tierras de Irak, Libia, Siria, etc, reinaban caudillos que eran unos dictadores tremendos, pero que a pesar de todo sujetaban con mano firma a muchas facciones de tribus rebeldes en sus respectivos países que querían su parte del país e instaurar la ley religiosa que aquellos caudillos no querían, muchos impuestos por los occidentales, otros que surgieron por guerras civiles, pero al fin y al cabo esos países estaban en desarrollo y por ejemplo, Irak, era el país del medio oriente, más desarrollado de aquellos confines, y todo quedó destruido por la intromisión de la Alianza Atlántica para recoger las supuestas armas químicas que Sadam Hussein poseía, todo mentira, pues luego se comprobó que no era así,lo que querían era el petroleo, por supuesto, pero el daño quedó hecho e Irak quedó destrozado y a merced de grupos radicales que iniciaron guerrillas y terrorismo entre las dos facciones de su religión, por lo tanto el caos generado hizo surgir a los grupos "religiosos" y terroristas que hoy están atacando a quien les dio de comer para que se hicieran grandes y pudieran lograr sus objetivos.
El terrorismo crea miedo, y miedo es lo que el poder necesita para que la gente de a pie esté calladita, escondida y para que no piensa nada más que lo que el poder quiere que piense, ahora con este miedo nos tienen a su merced para quitarnos derechos, paa obligarnos a aceptar cosas que antes sería imposible, y estoy hablando de hace 30 años, cuando la gente era más inteligente, pensaba más por si misma y los medios no habían penetrado tanto en nuestros inscosciente colectivo, ahora estamos contaminados por ese magnetismo sutil de "El Gran Hermano", de las cámaras, del control mediante el teléfono móvil, de tu ubicación, de tus gustos y tus compras, todo está registrado y se puede usar en tu contra cuando ello lo necesiten. 
El control de una sociedad es necesario para que no caiga en el caos, pero el control total del individuo hace que seamos números y que se nos uniforme en un pensamiento único que solo lleva al beneficio de unos pocos que saben como crear miedo que nos haga ser como ellos quieren que seamos.
Todo es un plan bien definido por las élites bancarias, empresariales y estatales para crear sociedades robot que proporcionen un pequeño bienestar al ciudadano, a cambio de una gran cantidad de sudor y de trabajo por parte del mismo, además de tenernos atemorizados para que no nos demos cuenta de esa esclavitud, nos entretienen con los medios y luego nos dan sensación de libertad por la supuesta conexión que hay con las redes sociales e internet, nada más lejos de la realidad, estamos más solos que nunca, y eso beneficia al poder, pues saben que si nos juntamos podemos hacer mucho por cambiar, solos no podemos hacer nada.
Por eso van a generar más miedo, cada vez más, con ataques nucleares, terrorismo que puede ser verdadero o provocado por quien sabe, pero siempre nos hundirán en ese miedo controlado y consentido por el poder, así estaremos tranquilitos, calladitos y dándoles lo que quieren, nuestra vida y nuestro esfuerzo, abramos los ojos y si podemos hacer algo, hagámoslo, si no reaccionamos nos pasará como a los habitantes de ese experimento sociológico llamado Corea del Norte, en donde están viendo hasta donde puede llegar una sociedad totalitaria, y sino tiempo al tiempo, da miedo, mucho miedo el panorama actual, solo tenemos que ver quien es el gobernante más poderoso del planeta...

lunes, 1 de mayo de 2017

CANSADOS



Hoy es primero de Mayo, día del trabajador y me he dispuesto a escribir algo relacionado con este día en el que se conmemora, o por lo menos se intenta reivindicar los derechos de la "clase" trabajadora, de las personas que realmente sostienen todo este sistema económico en el que vivimos, a la cual yo pertenezco no se si por suerte o por desgracia, pues cada día me doy más cuenta de la cantidad de dificultades a las que nos tenemos que enfrentar, al esfuerzo casi inhumano al que sometemos nuestros cuerpos y nuestras mentes para poder ganarnos la vida de forma digna.

Ser trabajador hoy en día y desde siempre es realmente difícil, ha habido una época reciente en que la gente de esta clase supo ganarse el respeto y sus derechos mediante lucha obrera, sindicatos, huelgas y negociaciones colectivas, en los años sesenta y setenta se consiguieron grandes cosas en España, se firmaron convenios, se reconocieron derechos que hoy en día con la excusa de la crisis y con la reforma laboral del PP nos han hecho desaparecer, hasta el punto de no tener ya apenas protección ante el despido y los abusos laborales de algunos empresarios.

Verdaderos empresarios en España hay pocos, casi la gran mayoría intenta crear trabajo precario para pagar menos y hacer que la gente trabaje más, los sueldos están por los suelos, la juventud no tiene ya esperanza ni aliciente para seguir adelante, para seguir el ciclo normal de una sociedad desarrollada, todo se está yendo al carajo por culpa de la falta de escrúpulos de quienes pueden dar trabajo y quieren el máximo beneficio con la mínima inversión, que por otro lado es la máxima del capitalismo radical neoliberal en el que estamos inmersos.
 
No hablo para generalizar con el empresario, hay de muchas ideas y de muchas actitudes ante el trabajador, no todos pagan poco ni se aprovechan al máximo, pero una gran mayoría sí, y eso está llevando a que tengamos la gran crisis de la Seguridad Social, que hoy padecemos.

Si la gente no cotiza ni trabajando porque le hacen un contrato de horas, no pagan casi a la SS, no disponen de capacidad adquisitiva, y a pesar de no estar en el paro, son pobres, cómo pretende un gobierno seguir un ritmo normal de las pensiones si no recauda para ello?. Encima pretende subir la edad de Jubilación a niveles imposibles, y quieren que trabajen los viejos y los jóvenes a hacer botellón, sin trabajo, sin futuro.

Vivimos en una sociedad frenética, que nos hace estar siempre activos, sin tiempo para parar, tranquilizarnos y descansar, pues el sistema nos quiere cansados, pues si nuestra energía es absorbida por el trabajo, por el ocio inútil, por los vicios inducidos de esta sociedad enferma, los que nos gobiernan nos pueden doblegar a su voluntad, pues cansados no podemos pensar, no nos podemos quejar, no queremos luchar y menos cambiar las cosas, pues solo queremos evadirnos y alejarnos hacia un "supuesto" descanso, una ilusión del mismo en la televisión, los videojuegos, internet, incluso el deporte, pues nuestra mente nunca descansa, aunque aparentemente el cuerpo sí, pero la mente siempre esta activada, con los móviles, la televisión que he comentado anteriormente, distracciones en la mayoría de veces inútiles, que nos quitan el tiempo para pensar, conversar, organizarnos y luchar para cambiar esta mediocridad de sociedad en la que nos hemos convertido.

En el cansancio no se puede crecer, no se puede amar, de hecho estamos viendo la cantidad de parejas que se están separando por no poder soportar el ritmo de vida que se nos está induciendo, nuestros hijos están cansados, los cansan con miles de tareas escolares, encima los padres los apuntamos a otra extraescolares, no tienen tiempo de aburrirse, no tienen tiempo de jugar, ni de ser niños, así que pasan la infancia alienados, cansados de no poder irónicamente hablando, cansarse de jugar, como lo hacíamos nosotros.

 Las familias estamos desquiciadas por no tener tiempo para nosotros, para conversar entre nosotros, para vivir, para tener momentos tranquilos, no nos dejan, nos adsorben otras tareas, los móviles, el wathssap, el facebook, el chat, hablamos con miles de desconocidos y con los nuestros solo discutimos, nos molesta todo, nos hipnotizan las pantallitas de los dispositivos que nos rodean, los que nos quitan el tiempo y la vida para ser humanos, cada día me doy más cuenta de lo falsa que se ha vuelto nuestra existencia, el postureo, el aparentar nos está envenenando, volviéndonos zombies útiles para un sistema en el que los poderosos están ganando muchísimo a costa de lo que nosotros estamos perdiendo, nuestra vida y nuestro espíritu, 

Yo soy el primero que usa el móvil, internet, veo la televisión y tengo los mismos cachivaches electrónicos que todo el mundo en los países más o menos desarrollados, pero me doy cuenta del error en el que estamos inmersos, pues veo como el tiempo se me escapa mirando tonterías, como la vida se nos va sin disfrutar casi de los nuestros, porque prestamos atención a otras cosas, a la televisión, a las redes sociales, a los vídeos, y no jugamos casi con nuestros hijos pequeños, nos molestan porque requieren nuestra atención y estamos hipnotizados por las pantallas de las que hablaba antes, si, yo el primero y me arrepiento, aunque es tan grande la atracción de estas trampas de tiempo electrónicas, que hasta dándome cuenta caigo en ellas, es muy difícil no hacerlo, pero el primer paso para combatirlo es reconocerlo.

Estamos cansados, y seguiremos así ,todo esta diseñado para ello, es el control absoluto y perfecto, ellos no lo están, ellos, los que están por encima de nosotros, de nuestra clase, no padecen este mal, pues disponen de los más preciado de la vida, que es el tiempo, ellos lo tienen a costa de robárnoslo a nosotros, esa es la trampa del Capital, esa es nuestra esclavitud.

Feliz día del trabajador, o más bien diría yo, día del cansancio...

sábado, 15 de abril de 2017

SED DE ESPERANZA


Hola a todo aquel que esté leyendo este post, ya hace bastante tiempo que no escribo aquí, pues estoy pasando una época bastante estresante por el trabajo, por la presentación de mi libro, por la familia, en fin, por la vida en general, pero ahora que tengo un pelín de tiempo me gustaría poner por escrito alguna que otra reflexión sobre los acontecimientos que estoy presenciando últimamente.

No, no voy a hablar del Trump, ni de la tercera juerga mundial, ni de política, eso por ahora son temas de los que quiero pasar, aunque se vuelven omnipresentes por los medios de comunicación, pero no, voy a hablar de algo que se ha vuelto muy importante para mí, sobre todo a raíz de la presentación de mi libro, y de lo que me ha sucedido después de la misma, y me sigue sucediendo.

Quiero decir que el libro ha sido un éxito, para el nivel al que un autor novel como yo puede aspirar, la venta del mismo ha ido y va bastante bien, además de ver la reacción de la gente, que es lo que más me ha sorprendido, pues me he dado cuenta que la gente está deseosa de escuchar historias cercanas, testimonios de vida de gente de carne y hueso a la que pueden acceder, conocer y hablar.

Después de la presentación he tenido varios encuentros con muchas personas que me han elogiado de una manera impresionante mi trabajo en este libro, para mí ha sido un orgullo y una gran alegría recibir estos elogios y estos ánimos, pues me ha hecho darle aún más sentido a esa "locura" que se me ocurrió un día de escribir sobre mi enfermedad y sobre lo que sentía, y me he dado cuenta que la gente aprecia la cercanía, la sinceridad y la claridad al leer sobre cualquier tema, pero en temas delicados, como es la enfermedad del cáncer, me estoy dando cuenta que cada vez hay más conciencia de este terrible problema y de esta realidad temible a la que nos estamos enfrentando toda la sociedad.

La gente está sedienta de esperanza, quieren sentirla, verla, vivirla y aferrarse a ella, aunque lo disimulen en público, cuando encuentran algo que la inspira, quieren saber de ello, se interesan y abren su corazón para dejarla entrar, si algo he aprendido con la edición y venta de mi libro es que no hay nada más satisfactorio que ayudar al prójimo a sentir esta esperanza, hacer que el ánimo aflore a su ser y sentir que la oscuridad se aleja un poco de la persona que lee sobre esa misma esperanza, es una sensación maravillosa, casi adictiva, en el buen sentido de la palabra, pues quizás uno de los mayores cometidos que tenemos al venir a esta vida sea la de ayudar a nuestro prójimo, de la manera que sepamos, podamos o nos dejen, pero ayudar, siempre ayudar, pues cada uno arrastramos una cruz en nuestra vida, como Cristo lo hizo cuando subía al Calvario, y aún en la más absoluta soledad hubieron hombres que le ayudaron, que intentaron aliviar su dolor, supongo que por poca ayuda que fuera, algo de bien si le hizo, pues nosotros debemos hacer igual, poner nuestro granito de arena para ayudar a llevar la cruz de nuestro prójimo, y a la vez a nosotros nos llevaran la nuestra, ese es el significado eterno y sagrado, desde mi punto de vista ,del verdadero sentido de la vida.

La verdad es que me siento muy afortunado por todo lo que me está sucediendo gracias a la publicación de "De eso se trata la Tormenta", aunque hemos realizado una tirada relativamente corta, unos 200 libros, no deja de darme sorpresas cuando alguien me habla o me pregunta sobre él, creo que en realidad está ayudando bastante y espero que lo haga durante bastante tiempo, y aunque parezca un poco vanidoso decirlo, aún no he escuchado críticas negativas sobre el mismo, que supongo que se le podrán hacer, pero por ahora no, por eso quiero dar las gracias a todos los que lo habéis comprado y leído, con vuestros comentarios y elogios me habéis dado muchas alegrías y mucho ánimo para seguir en el camino...seguimos caminando, GRACIAS¡¡¡¡

domingo, 12 de marzo de 2017

PRESENTACIÓN DEL LIBRO DEL CREVILLENTINO JUAN MANUEL MAS CANDELA "DE ESO SE TRATA LA TORMENTA"


El pasado día 3 de Marzo de 2017 se realizó la presentación de mi libro "De eso se trata la Tormenta", en la misma contamos con la presencia de Amparo Ferrández, presidenta de la AACC, Raül Polo, Secretario de la Tertulia Artístico-Literaria "El Cresol" y por supuesto de yo mismo.

Aquí os dejo la parte de la presentación que me correspondía como autor, al final de este post está el vídeo de la presentación completa, espero sea de vuestro agrado.



Buenas noches, os agradezco la asistencia a esta Primera presentación de mi primer libro.
 Doy las gracias a Raül por sus reflexiones, opiniones, comentarios, y por su interés y ayuda en este proyecto, es un honor para nosotros que nos acompañes en esta presentación, con tu experiencia y tus palabras, , has realizado una introducción muy emotiva y sincera, la sensibilidad con la que has descrito tu opinión sobre el libro me ha tocado la fibra y me ha dejado sin palabras por la emoción,mil gracias Raül¡¡¡  y ahora voy a hablar de mi libro.

Dicen que cuando puedes contar tu historia sin derramar lágrimas es porque ya has sanado por dentro, y eso es lo que aún estoy haciendo, intentar sanar por dentro de todo lo “difícil” que la vida me ha puesto en mi camino.

 Todos pasamos en algún momento de la vida por malas experiencias, pero la actitud que tengamos cuando nos suceden es lo que hace que logremos salir reforzados o vencidos de las mismas, y sobre todo aprender mucho de esos momentos límites nos hace comprender hasta donde podemos aguantar y sobre todo darnos cuenta de nuestra fortaleza y nuestro coraje, seguro que nos sorprendemos de lo mucho que es…y ya nunca volvemos a ser los mismos de antes.

De eso se trata la Tormenta toca un tema bastante delicado, un tema que por desgracia está a la orden del día, la enfermedad llamada cáncer.

No he visto mejor manera de reflejar lo que supone esta enfermedad para cualquier persona que de contar mi propia experiencia con ella, pues he estado enfermo dos veces de cáncer de testículo, una vez en el año 2000 y otra en 2008 por una recidiva tardía de mi primer tumor.

En esta primera parte del libro relato todo el proceso que tuve para poder diagnosticar mi enfermedad, con negligencias médicas y falta de rapidez en realizarme las pruebas diagnósticas, mi paso por el primer tratamiento de  quimioterapia, las operaciones que les siguieron, y la lucha psicológica y física que tuve que afrontar para seguir adelante y ponerme “bien”.

Por qué he titulado el libro “De eso se trata la Tormenta”, bueno, al abrir el libro, después de la dedicatoria, he puesto una cita de una novela de un autor japonés, Haruki Murakami, que me gusta mucho y que describe a la perfección el paso por una situación extrema, en mi caso la enfermedad, pero se puede usar para muchas otras, pero la puse también porque describía como sentía lo que me estaba pasando, y como recordaba lo que mi Padre me decía cuando estaba pasando las quimioterapias, --Tranquilo, que esto es una Tormenta de Verano, que pasará, ya lo verás—y se me quedó grabado a fuego desde que pase “Mi primera tormenta”.

Cuento mi historia no para ser un héroe, ni para ser un ejemplo de superación, pues soy una persona normal, como todos, solo que he tenido que pasar por esto porque la vida lo ha puesto en mi camino, nadie es un héroe por superar un cáncer, en cierta manera es suerte, por el momento en que te lo diagnostican y por lo que la medicina haya avanzado hasta ese tiempo, pero superar un cáncer no debe ser motivo de admiración, sino de esperanza en que muchos lo pueden superar, aunque también muchos no lo hacen, y no engaño a nadie diciendo que tener cáncer es una gran putada, y los que lo superamos somos sobrevivientes,  y ahora que creo que lo he superado, quiero darlo a conocer para que otros, que empiezan el camino, o que tienen miedo de encontrarse con este problema, puedan tener esperanza y les ayude a superar sus miedos y tener menos incertidumbre…

Todos los que hemos pasado por un cáncer y estamos bien, no solemos hablar de que nos hemos “curado”, pues los médicos tampoco hablan de “curación” del cáncer, pero sí que hablan de “remisión”, pues los que estamos bien, con controles periódicos, revisiones, o dados de alta, que también los hay, vivimos con la espada de Damocles siempre encima de nosotros, y tenemos que aprender a vivir con esta incertidumbre, como explico en el libro, pues esta es una de las emociones más duras de esta enfermedad. 
Estamos vivos y vivimos en remisión, pero curados del todo, nunca podemos estar seguros que sea así, aunque nos hacemos la ilusión y dejamos de pensar en esa incertidumbre para poder seguir viviendo.

Cada tratamiento de quimioterapia es distinto, están las quimios duras, como las mías, otras más soportables y otra que apenas se notan, gracias a los avances de la medicina. 
En mi caso relato todo lo que pasé con mis dos tratamientos de quimioterapia, que fueron durísimos, tanto por su duración como por sus medicaciones tan fuertes, que me sorprendo a mi mismo por la gran fortaleza que tuve para llevar todo esto adelante, y no lo digo para provocar admiración, no, lo digo porque aun habiendo transcurrido tantos años, desde mi última quimio, ya ocho, recuerdo aún el malestar, los olores, los sabores metálicos, la boca en llagas, la debilidad, la caída del cabello, etc. , porque no voy a mentir a nadie, no es nada fácil pasar por una quimioterapia, pero por desgracia, hoy en día la medicina solo dispone de estas armas contra esta enfermedad, y si tiene otras, más benignas y naturales, no las sacan a la luz porque no interesan a las farmacéuticas, pero de momento es lo que nos dan, y “suerte” que lo tenemos.

En internet y en otros medios se despotrica contra las quimioterapias, que son venenos, que son lo peor, que matan más que curan, pero yo no puedo decir eso, pues gracias a estas quimioterapias hoy estoy aquí con todos ustedes, contándoles mi historia. 

No debemos pensar que la medicina tradicional es mala, pues seguramente usando hierbas y alimentación especial no se puede curar un cáncer por mucho que nos diga internet, no hay alimentos milagrosos ni terapias ídem, pero sí que podemos integrar en nuestro tratamiento terapias que no son peligrosas y que nos pueden ayudar junto con la medicina tradicional, por eso en el libro hablo de Terapias complementarias, no alternativas, que si por lo menos no nos ayudan físicamente, quizás si lo hagan psicológicamente y “energéticamente”, como la biorresonancia cuántica, el Reiki, meditación, yoga, etc.

En mi caso, explico en el libro una de estas terapias a las que me sometí, y quiero decir, que a mí me funcionó de maravilla, quizás no por los efectos físicos, no lo sé, pero si por los psicológicos o mentales.

Este libro está escrito desde lo más profundo de mi corazón, pues siempre he tenido la sensación de que debía escribir sobre todo lo que me estaba pasando, y en realidad ha sido un viaje que ya lleva 17 años, y me sorprende estar aquí, pues para mí, llevo 17 años extra de mi vida, pues si no hubiera tenido la ayuda médica en el lejano año 2000, ahora estaría al otro lado, como suelen decir aquí en el poble “en cal pollo”, y sin embargo, aquí estoy, con alguna que otra leve secuela de la enfermedad, pero dando testimonio de que se puede superar y espero dando esperanza a quien esté pasando esto para que se inspire , piense en positivo y tire para adelante.

En el libro hablo sobre la importancia de la Fe en el proceso de curación y para procurarnos bienestar,con esto no quiero decir que se deba ser creyente de cualquier religión, no, se puede creer en lo que cada uno quiera o vaya acorde con su personalidad, pero ratifico la necesidad de “sentir” que haya algo que nos ayude, ya sea nuestro ser interior, nuestra energía vital, un Dios que nos guíe, o nuestra fuerza interna, seamos Ateos, Cristianos, Budistas, Islámicos, da igual, creer en la vida y en la energía que nos rodea nos hará bien, sentirnos conectados con el Mundo en el que vivimos, psicológica y físicamente nos es beneficioso, de todas estas reflexiones, hablo en mi experiencia.

Cuando empecé a escribir partes de este libro, hace ya casi diez años, mi historia era solo una porción de lo que al final se ha plasmado en él, pues la vida ha escrito durante estos años mucho sobre mí, y yo escribo sobre mi vida.
Después de relatar mis “dos tormentas”, mis dos pasos por la enfermedad, he considerado oportuno relatar la lucha que mi esposa y yo hemos realizado para poder tener descendencia, una lucha ardua, una lucha larga y penosa, llena de visitas a médicos, consultas, burocracia, y de tratamientos exigentes, para poder realizar nuestro sueño de ser padres.




En uno de los capítulos, menciono un libro que todos deberíamos leer alguna vez, un libro que ha estado prohibido de forma oculta por las multinacionales farmacéuticas y químicas, pues compraban todos los ejemplares de las distintas ediciones, amenazaban a las editoriales que se atrevían a publicarlo, y lo desmentían públicamente con estudios amañados que contradecían lo que explicaba, para que no saliera a la luz, pero han habido valientes que lo han editado, y también quien lo ha colgado en Internet para que todo el mundo pueda descargarlo, uno de ellos fui yo.

En este libro se habla de todo lo que la industria química ha provocado durante más de cincuenta años en todo el ecosistema planetario, afectando de forma alarmante a todo el planeta con sustancias fabricadas por el ser humano que están cambiando la biología de todos los seres vivos de este Mundo, y no es exagerado decirlo.
Sin querer extenderme en su contenido, en él se habla de unas sustancias llamadas disruptores endocrinos que hacen que los seres vivos se vean afectados desde su formación fetal, tanto en ovíparos como vivíparos por los pesticidas, plásticos, químicos que, introducidos en la cadena alimentaria y dentro de los organismos, se comportan como hormonas, como estrógenos sintéticos que masculinizan a las hembras y feminizan a los machos de todas las especies, haciendo que los órganos sexuales no se desarrollen correctamente y se produzcan problemas graves de malformaciones, enfermedades, cáncer y esterilidad, en el libro lo explico, además de mis averiguaciones de el porqué de mi enfermedad.

Gracias a la medicina moderna y a la providencia, pudimos conseguir un embarazo gemelar, de un niño y una niña, después de cuatro años de continuos ir y venir a consultas médicas, viajes a Valencia, al hospital de la Fe y después de dos tratamientos de fecundación in-vitro, al tercer intento lo logramos, logro que consideramos “un milagro”, pues nuestra situación era extremadamente difícil para poder conseguir un embarazo, y más después de que superara mi segundo cáncer, pero como yo digo, los milagros también existen, y todos podemos tener uno en nuestra vida, en mi caso yo ya he tenido dos, seguir aquí, viviendo, y tener a mis dos hijos con fuerza y salud para criarlos. Toco madera… 
  


Espero que el relato de nuestra lucha y de nuestro logro también pueda ayudar a esas parejas que buscan incansablemente descendencia y se han puesto en manos de la medicina para conseguirlo, para que no se desanimen, para que luchen, para que sean positivos y piensen siempre en que lo van a conseguir, sé que no siempre se logra, al igual que no siempre se cura la enfermedad, pero no debemos pensar eso, si no lo conseguimos, es porque la vida no nos lo da, algún día sabremos las respuestas a tantas preguntas, pero aprendamos de ello, pero no dejemos de luchar, pues luchar, como yo digo, ya es ganar, la lucha da sentido a la existencia, como decía Descartes, Pienso luego existo, yo digo:  Lucho, luego existo, pues esta vida es una continua lucha contra la incertidumbre y la fatalidad, cuando luchamos, la vida tarde o temprano, nos sonríe, y si no conseguimos nuestro objetivo, por lo menos que no sea por no haberlo intentado.


2ª PARTE

Esta segunda parte del libro es mi contribución a la conferencia que la Asociación de Afectados de Cáncer de Crevillent dio el 26 de Octubre de 2013 titulada “Formas de afrontar la enfermedad del cáncer”.
Imaginemos por un momento los pensamientos que pasan por el cerebro de una persona que le acaban de decir que tiene cáncer.
Miles de cosas pasan por su mente, un caos y un miedo atroz surge de inmediato y un shock tremendo le desvía hacia la incredulidad, la rabia y la desesperación.
En esos momentos nadie sabe qué hacer, no hay ningún manual para poder afrontar esa situación, nos sentimos solos y abandonados a nuestra suerte, o por lo menos eso experimentamos quienes hemos vivido estas circunstancias.
Cuando a mí me dijeron que tenía la enfermedad, experimenté muchos sentimientos, emociones y mucho miedo, el shock, la rabia, la impotencia, y como sé lo que se siente, escribí esta parte de la conferencia creando una especie de guía a seguir para cualquiera al que se le diagnosticara un cáncer.
Este escrito lo concebí para poder ayudar a todo aquel que se siente perdido, no sabe cómo manejar este diagnóstico y esta enfermedad, porque nadie nos prepara para la misma, el desconocimiento es muy grande, los tabúes sobre la enfermedad pesan mucho en la imagen colectiva que tenemos del cáncer y el miedo junto con la incertidumbre, se hace enseguida dueños de la vida de los enfermos recién diagnosticados.
En esta “guía” hablo sobre las distintas fases psicológicas por las que pasamos los enfermos de cáncer, sobre las emociones que experimentamos, los miedos, la negación, el shock que produce el diagnóstico, la esperanza, etc. 
Hablo sobre los tratamientos, la quimioterapia, la radioterapia, sus efectos. Formar parte activa de los mismos consultando con el oncólogo y los sanitarios que nos atienden.
Se habla también sobre la alimentación, que alimentos debemos tomar en los tratamientos, cuales hay que evitar, la importancia de hidratarse bien,  y la importancia que tiene hablar con el oncólogo sobre la misma  o con el médico de cabecera.
La importancia del ejercicio físico moderado después de cada tratamiento, o cuando nos encontremos relativamente bien durante los mismos es primordial, está demostrado que hacer ejercicio ayuda a curar la enfermedad.
Y sobre todo hablo sobre la importancia del apoyo psicológico al paciente de cáncer, el papel de la familia en el mismo, la amistad, la importancia de que el enfermo se sienta parte activa de la sociedad y de su círculo familiar y de amistades.
En la charla recomiendo libros de autoayuda, sobre todo los que se basan en las afirmaciones, en las poderosas afirmaciones de salud, de energía y de curación, para que nos ayuden dándonos energía positiva para afrontar mejor la enfermedad. 





Y ya por último hablamos de la Autoimagen positiva, intentar usar el maquillaje y la ropa para vernos mejor, intentar poner buena cara a las circunstancias y arreglarnos para sentir más autoestima y no vernos en el espejo tan deteriorados, sobre todo las mujeres, ir a un cursillo de maquillaje oncológico, nos hará mucho bien. 






3ª PARTE 


Por último, en el libro ponemos un pequeño resumen de lo que es la Asociación de Afectados de cáncer de Crevillent, el porqué se fundó, que actividades hemos realizado, que hacemos y que reivindicamos ante las autoridades sanitarias, e intentar ser la voz de los enfermos en esta población.

Al principio de su fundación, esta asociación tuvo unos años donde la actividad era frenética, realizábamos  conferencias, días de convivencia, cursillos de maquillaje, cursillos de relajación, se atendía a bastante gente tanto por teléfono como de forma personal, se realizaron conciertos, actividades lúdicas con los más pequeños para fomentar la alimentación sana. 

También intentamos unir fuerzas con otras asociaciones de la Comunidad Valenciana para hacer una federación que pudiera ejercer presión a los distintos gobiernos, para que se invirtiera en sanidad, investigación y se mejorara todo en la sanidad, para fomentar la prevención y que todo el mundo pudiera optar a los mejores tratamientos y reivindicar el cambio de baremos para obtener minusvalías  que a causa de la enfermedad se producen y no se reconocen por los tribunales médicos.

Incluso llegamos a ir hasta el Ministerio de Sanidad a exponer nuestras propuestas y dárselas en mano a uno de los responsables del mismo.

Luego estuvimos unos años en un impase  por problemas varios, de trabajo, disponibilidad de voluntariado, etc. 
Pero aunque pocas actividades, cada año hemos procurado hacer alguna conferencia, seguimos atendiendo por teléfono, tenemos a nuestra Psicóloga para quien lo necesite, y realizamos campañas de concienciación con la enfermedad y los hábitos saludables, como la del año pasado.
No podemos hacer todo lo que queremos, pero lo intentamos y estamos ahí para quien necesite, aunque solo sea para hablar y para poder ayudar con nuestra experiencia a quien necesite hablar con alguien que ha pasado por esta enfermedad, podemos ayudar psicológicamente, y creemos muy necesario realizar esta labor.
Y sin más, me despido de ustedes dando las gracias en primer lugar a Raül Polo por su colaboración y sus palabras, a Amparo Ferrández por estar siempre al pie del cañón con nuestra Asociación, a Manuel López, por su magnífica interpretación al piano.

También quiero dar las gracias inmensas a José María Vicedo Mendiola, Alma mater de la editorial “Máximo Potencial” de Elche, sin cuya ayuda en la maquetación e impresión de este libro no hubiera sido posible.

Y por supuesto, gracias a mi Esposa, a mis hijos, mi familia y amigos que me han acompañado siempre en el viaje de la vida y han estado ahí en los buenos momentos y también en los malos. Y agradecer a todos los médicos, oncólogos, enfermeras y enfermeros que atienden todos los días a quienes están enfermos, realizan uno de los trabajos más admirables del Mundo, cuidar de los afligidos  y darles esperanza con la ciencia y con el espíritu de sacrificio que poseen. 

 A todos os deseo lo mejor y a todos los asistentes a esta presentación os agradezco de todo corazón el que hayáis venido a acompañarnos en este evento, tan importante para nuestra asociación y para mí; que sean muy felices y que este libro pueda ayudar a mucha gente que por desgracia esté pasando por esta enfermedad, mi mensaje es que es posible superarlo, así que vamos a intentar a ayudar  todos a poner nuestra energía para lograr que así sea. 
Buenas noches.
















si queréis comprar el libro podéis encontrarlo en las siguientes librerías de Crevillent:

Librería Castelló
Librería Marcos
Quiosc Abrets
Llibrería Mediterrani

Aquí os dejo el enlace al vídeo de la presentación, espero os guste...
http://www.dailymotion.com/video/x5dyz45_presentacion-del-libro-de-eso-se-trata-la-tormenta_people