sábado, 12 de diciembre de 2009

SIGAMOS HABLANDO

Si algo tiene el ser humano es que olvida con mucha facilidad las malas experiencias; esto es un buen sistema de defensa de la mente para que no sigan haciéndonos daño las malas vivencias del pasado, aunque eso nos hace caer casi siempre otra vez en los mismos errores que las provocaron.
En estos momentos de mi vida, cuando ya tengo en mis espaldas los mismos años que Cristo, es cuando vuelvo la vista atrás y hago balance de mi vida, veo que no ha estado tan mal, he tenido mucho cariño y amor , una familia maravillosa, he vivido siempre de una forma ordenada, quizá demasiado, pero eso me ha hecho tener la vida que hoy en día tengo.
No me arrepiento de nada de lo que he vivido, aunque quizá he pasado por pruebas que la mayoría de gente no tiene que pasar, pero eso me ha hecho fuerte y me ha dado una perspectiva de la vida tan diferente a la que tenía antes de pasar estas pruebas que doy gracias al cielo por habérmelas dado.
Ahora le doy un valor muy grande a la vida, a todo lo que nos rodea, a todo lo que existe a mí alrededor y a todas las personas que forman parte de mi mundo.
Cuando la perspectiva de la muerte es algo que está presente en tu vida, cuando la sientes cerca, te das cuenta de lo débiles que somos pero a la vez lo fuertes que podemos ser.

En mi experiencia con la enfermedad, sobre todo cuando iba a la sala de Oncología donde administran la quimioterapia he visto muchas cosas, algunas buenas, otras no tan buenas, he visto la esperanza de la gente, la desesperación, el miedo y esa mirada de complicidad y de apoyo que todos los que hemos pasado por esa sala nos brindamos cada vez que cruzamos las miradas cuando vamos a ponernos el tratamiento; es una mirada especial, una mirada que te dice__te comprendo__se por lo que estás pasando__ánimo__saldrás de esta__es duro, pero es para curarnos__y muchas otras cosas positivas, aunque a veces ves como la llama de la vida se apaga en algunas personas, como sufren por la enfermedad y el terrible tratamiento, como ya ves claro que esa persona no se va a salvar y la compadeces, la miras y te sientes un poco culpable por estar mejor que ella, pero la vida y la enfermedad es así, es una lotería que nos toca en algún momento y debemos aceptarla como es.
No se puede describir con palabras la sensación de estar en una sala de Quimioterapia, es una sensación de miedo, resignación, esperanza, rabia y agradecimiento a los profesionales que cuidan de ti y te ponen los tratamientos o te los recetan para curarte.
El cáncer, cuando toca a una persona, la cambia para siempre, si logra sobrevivir a él, su perspectiva ante la vida cambia, normalmente es para bien, aunque también puede cambiar en sentido contrario y sentir rabia y frustración, auto compadeciéndose y preguntando siempre el por qué le ha tocado a él.
Todos los que hemos pasado esta enfermedad o la tenemos crónica nos hemos preguntado alguna vez el ¿por qué a mí?, ¿que he hecho yo para merecer esta enfermedad?, haciendo conjeturas de las razones no nos damos cuenta de que en la mayoría de las veces, el cáncer es una enfermedad provocada por la persona en sí.
El cáncer es una creación de nuestro propio cuerpo, que hace germinar por mutación espontánea una forma de vida nueva e independiente dentro de nuestro ser, es una autodestrucción de el cuerpo, un mecanismo desconocido por el que el cuerpo intenta destruirse a si mismo.
Si lo pensamos bien, igual que el cuerpo crea esta aberración, igualmente lo puede destruir, pero para destruirlo hay que conocer primero las causas que lo originaron.
Existen muchos factores que pueden desencadenar cáncer. Las sustancias que hay en la contaminación atmosférica, en el agua, en lo que comemos, ser fumador, ser alcohólico, los pesticidas, los productos químicos de la industria y un largo etcétera que lo puede desencadenar. Pero nadie nos ha dicho nunca, ni siquiera los médicos, que una de las principales causas del cáncer es el rencor, la rabia interior contenida que nos corroe el cuerpo.
Este concepto está muy presente en los libros de Louise L. Hay, libros que recomiendo leer encarecidamente porque en ellos hay mucha verdad referente a las causas no físicas de todas las enfermedades.
Si consideramos la unión Cuerpo-Mente nos daremos cuenta que todo lo que ocurre en la Mente tiene su correspondiente reflejo en el Cuerpo, que todo lo que la Mente sienta y experimente tiene su efecto en la parte física que nos sustenta, por lo tanto enfermedades que creemos causadas por agentes físicos, químicos u orgánicos pueden ser atraídos por pautas mentales que nos hacen estar en los lugares inadecuados, en los peores momentos y con las compañías menos adecuadas para tener un equilibrio psicofísico idóneo, provocándonos el tumor.
Tengo la certidumbre de que mi enfermedad ha sido provocada por mí, hace 9 años por primera vez se me manifestó y hace un año volvió a hacerlo en uno de los ganglios de mi cuello, el por qué, nadie lo sabe, ni siquiera los médicos, lo único que sé es que ahí volvían a estar las células tumorales de un carcinoma embrionario originado en mi testículo.
Ya hace un año que estuve en tratamiento de quimioterapia otra vez. Fue un tratamiento terriblemente fuerte, horrible, durísimo pero se que se me puso por mi bien y si Dios quiere también me ha curado, no se si lo habrá hecho del todo, porque con esto nunca se sabe, pero ahora estoy bien y sigo con pruebas rutinarias para ver mi evolución.
No quiero hablar dramatismos ni hacer una tragedia de mi experiencia porque si que ha sido muy dura, pero no más que lo que mucha gente pasa por esta misma enfermedad, el cáncer es algo muy duro, te cambia y cambia tu mundo pero hay vida después de él y eso es en lo que voy a centrarme ahora.
Luchar por vivir es lo mejor, porque si luchamos la vida nos sonríe en un momento u otro, aunque todo parezca perdido siempre podemos encontrar una salida y conseguir lo que nos proponemos si no nos dejamos vencer por las adversidades, las pruebas están para superarlas y si no se puede, por lo menos extraer el máximo de enseñanzas de las mismas.

Seguiremos hablando…………………………...............

domingo, 29 de noviembre de 2009

EL MUNDO DEL MAÑANA MAÑANA

Sentado aquí enfrente del ordenador se me ha ocurrido algo sobre lo que escribir esta tarde de Domingo. Voy a hacer una pequeña reflexión.

No se si recordais una escena de la película Mad Max, más allá de la Cúpula del Trueno, en la que los niños salvajes están contando la historia que ellos sabían sobre sus orígenes y el por qué estaban en la situación que les acontecía. Ellos le contaban al protagonista de la peli, Mel Gibson, como estaban esperando a un capitán llamado John Smith para que les llevara al mundo del mañana mañana, un mundo donde habían ciudades, aviones, cines, coches y toda clase de "modernidades" que ellos ni siquiera llegaron a conocer, un mundo en el que serían felices y podrían vivir , no sobrevivir penosamente como ahora. Cual fue la desazón del protagonista de la peli al comprobar que ellos hablaban de un pasado remoto, que todo era una ilusión porque ya no exisitía ese mundo del mañana mañana porque la devastación humana lo había aniquilado.
Esta escena es muy evocadora, no por su apocalíptico mensaje, sino porque me hace mirar atrás hacia un mundo o mejor dicho hacia una España que yo conocí, la España del mañana mañana, la que me gustaría volver a ver pero que nunca más será; la España en la que la gente trabajadora podía vivir y en la que casi no faltaba el trabajo, en la que con un solo sueldo una familia podía vivir cómodamente, sin lujos innecesarios pero decentemente. Una España en la que los trabajadores teníamos derechos, en los que los sindicatos valían para algo, una España en la que las empresas pagaban los libros a los hijos de los trabajadores, en donde la gente que quería trabajar podía hacerlo sin problemas, quizá era una España más ingenua, más ignorante y menos "progresista", pero estaba ilusionada por su porvenir, la gente tenía ilusión por salir adelante y por labrarse un futuro. Era una España en la que había alegría por vivir, en la que la gente quería aprender a ser habitantes del futuro que parecía tan prometedor, era una España progre, que salía de una dictadura que no fue tan dura como quieren hacernos ver pero no por eso dejaba de ser una dictadura. En esta España los niños aprendían con la televisión, en vez de ver programas basura en donde tiran por el suelo todos los valores que en aquella España nos enseñaron, la vida era mucho más lenta de lo que es hoy en día, apresurados por todo, hasta los niños son esclavos de la prisas de sus padres porque nos han engañado con el sueño materialista, tenemos más juguetes pero disfrutamos poco de ellos y de la vida.
Por eso soy como los niños de Mad Max, sigo buscando un capitán John Smith que me devuelva a el mundo del mañana mañana y sobre todo la España del mañana mañana, la que nunca más volverá porque nosotros mismos la hemos aniquilado.






lunes, 9 de noviembre de 2009

Pensamiento

Era un día normal, de esos en los que parece que el mundo esté siempre en armonía y sereno, cosa muy alejada de la verdadera realidad cotidiana, porque todo lo que ocurre alrededor es siempre dinámico y en movimiento, casi como en un caos ordenado que va surgiendo desde primera hora de la mañana y va creciendo conforme avanzan las agujas del reloj en la absurda esfera que decimos que contiene el tiempo. Nunca he sabido exactamente lo que significa el tiempo, ya que a veces es elástico, otras veces pesado y siempre pasa deprisa, como en un torbellino que nunca para y que inexorablemente todo lo consume con su paso fuerte y decidido, que nadie es capaz de parar, ni siquiera el mismísimo creador es capaz de parar el reloj perpetuo de su Creación. Aunque es posible que su creación no tenga reloj, porque siempre ha estado ahí, y siempre estará, aunque no sean nuestros ojos los que contemplemos la eternidad, ya que somos seres finitos, siempre existirá algo que inexorablemente sea víctima de lo que nosotros en nuestra terrible ignorancia llamamos tiempo y Dios lo llama “pensamiento”. El pensamiento es la fuerza creadora del Universo, ya que Dios creo el mismo pensando lo que iba a hacer, y ¿que pensó?, pues pensó un Universo lleno de Energía, de energía bruta, sutil y divina, esa energía es todo lo que nos rodea y es todo lo que está dentro de nosotros, con la diferencia que la vida tiene el soplo de la divinidad, toda forma de vida es una parte del pensamiento de la energía divina de Dios. Y ¿qué es Dios?, no lo se, creo que Dios es todo, desde el átomo hasta la montaña, desde el paramecio hasta la ballena azul, desde la estrella hasta el universo entero, Dios es energía y la energía es todo, ya que ni se crea ni se destruye, solo se transforma, es como el viejo juego del Tente, piezas que se colocan para construir cosas, pues Dios creo al tente divino en forma de varios tipos de energía, y el con su infinita inteligencia construyó el Universo uniendo esas piezas a su antojo, creando la vida y las estrellas, la luz y el increíble y bello panorama que vemos cuando echamos un vistazo al cielo y contemplamos las maravillas de la creación. Era un día normal, de repente, dejé de pensar y me puse a trabajar.






Juan Manuel Mas Candela

lunes, 26 de octubre de 2009

GRACIAS

A estas horas de la noche, después de trabajar todo el día y sentado al ordenador, cansado pero feliz por estar como estoy, por existir en este tiempo y en este lugar y por estar cómo estoy no se me ocurre nada más que decir que GRACIAS.

-GRACIAS por estar vivo cuando podría estar bajo tierra criando malvas.
-GRACIAS por tener salud cuando podría estar enfermo.
-GRACIAS por tener trabajo, con sus pros y sus contras, pero me da de comer y paga mis facturas, cuando podría estar en el paro y en la desesperación económica.
-GRACIAS por tener a mi mujer y tener a mi familia con salud cuando podría no tenerla y estar solo.
-GRACIAS a la vida por darme otra oportunidad cuando podría estar agonizando por el sufrimiento y la enfermedad.
-GRACIAS a Dios por ayudarme en todo lo que le he pedido.
-GRACIAS por el embarazo de mi mujer y por los hijos que Dios nos va a dar.
-GRACIAS a los médicos que mediaron con sus conocimientos y ciencia para que Dios obrara este milagro.
-GRACIAS por tener los amigos que tengo cuando podría tener enemigos.
-GRACIAS por conocer a toda la gente que conozco.
-GRACIAS por todo lo que recibo de ellos y por lo que doy, ellos hacen que saque siempre lo mejor de mí.
-GRACIAS por todo lo que me ha pasado en mi vida, no cambiaría nada de lo que he vivido, ni un ápice, ello me ha llevado a donde estoy hoy y cómo estoy.
-GRACIAS a mi Ángel de la Guarda que siempre me proteje y protege a los míos, pobrecillo, le hago hacer horas extra.
-GRACIAS a mis padres, por haberme educado como soy, haberme protegido y ayudado siempre en todo, no han podido ser mejores.
-GRACIAS a todos los que me han hecho daño, porque gracias a ellos he crecido como persona y me he hecho más fuerte.
-GRACIAS a todos los médicos que me atienden en el Hospital de Elche.
-GRACIAS a mi oncólogo, por hacer todo lo posible por curarme, GRACIAS FEDERICO.
-GRACIAS a todos los enfermeros y enfermeras y personal de la sección de Oncología, sois ángeles, de verdad.



-GRACIAS a todos los que me leen y me comentan, porque ellos me dan ánimos para escribir este blog.

y por último...

-GRACIAS A DIOS POR LO BUENO Y POR LO MALO, SOLO ÉL SABE POR QUE TENEMOS QUE PASAR POR ESOS GOZOS Y POR ESAS PRUEBAS.

"Es de bien nacidos, ser agradecidos".








domingo, 18 de octubre de 2009

MENSAJE PARA LA SUBLEVACIÓN PLANETARIA

Buscando por la blogosfera, he encontrado este texto que me parece muy acorde con mi pensamiento y creo que con el de muchísima gente.

Hola.
Bienvenido a tu clase semanal de imaginación guiada. Hoy trabajaremos sobre los últimos minutos de la formidable e instructiva película “V de Vendetta”. Los que no hayáis tenido el placer de verla todavía, os podéis inspirar en el clásico “¿Quién mató al Comendador? – Fuenteovejuna, Señor”. No es lo mismo pero tampoco está muy lejos.
Relájate ahora un par de segundos y empecemos a trabajar:
Imagina que todos los que estamos hartos de la situación actual y nos hemos dado cuenta de que nos la están metiendo cuadrada por todos lados somos capaces de estar TODOS de acuerdo con una especie de manifiesto (sintetizado y resumido lo más asépticamente posible) cuyo primer borrardor, a falta de mejorar y completar, podría parecerse a esto:
YO LO SÉ
YO SÉ QUE LOS POLITICOS DE NUESTRO PAIS NO REPRESENTAN NI A LOS ESPAÑOLES NI A SUS INTERESES.
YO SÉ QUE ESPAÑA Y EL RESTO DE PAÍSES REALMENTE ESTÁN GOBERNADOS POR PODEROSAS CORPORACIONES (multinacionales, bancos y gigantes financieros, fábricas de armamento, laboratorios farmacéuticos, capos del negocio energético, etc.) QUE DICTAN A CADA PRESIDENTE DE GOBIERNO LO QUE TIENE QUE HACER, DE ACUERDO CON SUS CRIMINALES INTERESES.
YO SÉ QUE LOS ATENTADOS DEL 11 DE SEPTIEMBRE FUERON DISEÑADOS Y EJECUTADOS POR LA CIA Y EL MOSSAD PARA METER MIEDO AL PUEBLO ROBÁNDOLE SUS LIBERTADES CONSTITUCIONALES, ASI COMO PARA PODER CONTROLAR ORIENTE MEDIO, APODERÁNDOSE DE PASO DE TODO EL PETRÓLEO POSIBLE.YO SÉ QUE TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ESTÁN COMPLETAMENTE MANIPULADOS POR LAS PODEROSAS CORPORACIONES PARA EVITAR QUE LOS CIUDADANOS PIENSEN POR SI MISMOS, INYECTÁNDOLES UNA VERSIÓN DISTORSIONADA DE LA REALIDAD Y HACIÉNDOLES CREER QUE VIVEN EN UN MUNDO VIRTUAL QUE REALMENTE NO EXISTE.
YO SÉ QUE EN EL MUNDO REAL QUE SÍ EXISTE LA RIQUEZA ESTÁ TAN MAL REPARTIDA QUE LA GRANDÍSIMA MAYORÍA ES PRECISAMENTE DE LAS PROPIAS CORPORACIONES, A CAUSA DE LO CUAL CADA MINUTO MUEREN NIÑOS Y ADULTOS DE HAMBRE EN LOS PAÍSES MÁS DESFAVORECIDOS, Y MÁS DE LA MITAD DE LA POBLACIÓN VIVE EN LA POBREZA TOTAL SIN TENER OPCIÓN A UNA FORMA DE VIDA MÍNIMAMENTE DIGNA PARA UN SER HUMANO.
YO SÉ QUE EN EL MUNDO REAL LA CORRUPCIÓN LLEGA DE UNA U OTRA FORMA A TODOS LOS ESTRATOS OFICIALES: GUBERNATIVOS, MUNICIPALES, SANITARIOS, EDUCACIONALES, POLICIALES, FUERZAS ARMADAS Y DEMÁS.
YO SÉ QUE LA ACTUAL SOCIEDAD DE CONSUMO NO BENEFICIA PARA NADA AL SER HUMANO, NO LO ENRIQUECE COMO PERSONA Y ADEMÁS LE OBLIGA A ESTAR CONTINUAMENTE INSATISFECHO Y ALIENADO. ESTA SOCIEDAD SOLO BENEFICIA A ESAS CORPORACIONES HACIÉNDOLAS MÁS PODEROSAS CADA DÍA.
YO SÉ QUE LOS RECURSOS DE LA TIERRA ESTÁN SIENDO SAQUEADOS POR ESAS CORPORACIONES, QUE ADEMÁS CONTAMINAN EL PLANETA DESPRECIANDO COMPLETAMENTE A NUESTROS HIJOS Y A LAS GENERACIONES VENIDERAS.
YO SÉ QUE ESTA CRISIS ECONÓMICA ACTUAL ESTABA PERFECTAMENTE DISEÑADA DE ANTEMANO PARA CAMBIAR NUESTRO TIPO DE SOCIEDAD HACIA OTRA TOTALITARIA, CON UN GOBIERNO MUNDIAL, UNA MONEDA MUNDIAL Y UNA RELIGIÓN MUNDIAL IMPUESTOS A TODOS LOS HABITANTES DE ESTE PLANETA. EN ESE NUEVO ORDEN MUNDIAL ABSOLUTAMENTE TODO EL PODER ESTARÁ EN MANOS DE LOS DUEÑOS DE ESAS CORPORACIONES Y NOSOTROS SEREMOS SUS AGRADECIDOS ESCLAVOS.
YO SÉ QUE ELLOS NOS FUMIGAN TODOS LOS DÍAS CON PRODUCTOS QUÍMICOS (reconocido oficialmente el otro día por Obama, infórmate) Y QUE CUANDO QUIERAN VERTERÁN SOBRE NOSOTROS LOS VIRUS NECESARIOS PARA PROVOCAR LAS PANDEMIAS QUE TENGAN PREPARADAS PARA SUS ABOMINABLES FINES.
Imagina ahora que decidimos dar el siguiente paso. Un paso tan sencillo y contundente como es manifestar pacífica y públicamente que conocemos esas verdades tan celosamente ocultadas por los poderosos para que las cosas sigan como están (beneficiando sólo a ellos, claro).
Imagina que todos los que suscribimos el manifiesto salimos a la calle con un distintivo en el que se puede leer claramente “YO LO SÉ Y NO LO TOLERO - QUIERO UN MUNDO MEJOR ¡AHORA! - ¿TE APUNTAS?” junto a una X gordita de color rojo (como una tachadura, pero puede mejorarse). Algunos, los más cabreados y valientes, pueden exhibir un distintivo algo mayor de tamaño en el que iría el texto completo “¿TÚ LO SABÍAS? - YO LO SÉ Y NO LO TOLERO - QUIERO UN MUNDO MEJOR ¡AHORA! - LA ÚNICA MANERA DE PARAR ESTA LOCURA ES PROTESTAR TODOS JUNTOS - ¿TE APUNTAS?”. El distintivo puede ser desde un simple trozo de papel escrito o impreso y cogido a la ropa (mientras vayamos vestidos disponemos de un espacio publicitario personal, gratuito, eficaz e impactante) con un simple imperdible , hasta un sofisticado pin de diseño, pasando por camisetas decoradas, colgantes y pendientes, tatuajes en la frente a dos colores o lo que cada cual crea más conveniente para su look y conciencia. El caso es que señale inequívocamente que pertenecemos a este grupo de personas que sabe el alcance de la conspiración, y que no están de acuerdo con tanta mierda junta.
Imagina pues que vas todo orgulloso por la calle con tu identificativo puesto. Hace un buen día, vas caminando por tu pueblo o ciudad y te diriges o vuelves de clase, del curro, del cine, de tomarte unas cañas, de la peluquería, de la cola del inem, de buscar a la novia al parque, de coger a los crios al colegio, en fín, que vas andando y te fijas casi sin dar crédito a tus ojos que te vas cruzando cada vez con más personas normales como tú que llevan también el identificativo puesto… chicos bien o mal vestidos, chicas guapas, feas o del montón, hombres sudorosos, mujeres con auriculares, estudiantes pirándose unas clases, mecánicos grasientos, ejecutivos acorbatados, punkis pacifistas, amas de casa cargadas de bolsas, señores bajitos, carteros con el carrito, señoras con bastantes kilos de más, una tuna con resaca y hasta una mamá con el identificativo bien grande puesto en el cochecito del bebé.
Haz un pequeño esfuerzo y sigue imaginándote lo que alucinarías al comprobar que somos muchos-muchos los que estamos hartos de tanta mierda y tenemos el valor suficiente para protestar de esta manera tan inocente y divertida como elocuentemente potente. Porque lo que ellos quieren es que estemos aborregados y no protestemos, que no levantemos la vista, que no nos demos cuenta de nada y, si acaso nos damos cuenta de algo, que no hagamos nada de nada al respecto… beeeéeeee…
Imagina que una sonrisa de algo más que de felicidad crece en los labios de todos cada vez que se rozan las miradas de los identificados. Y es que hay una complicidad mucho más intensa que la de pertenecer al mismo equipo de fútbol o al mismo partido político: es la complicidad de saberse y reconocerse como seres humanos despiertos y conscientes, no aborregados con la tele, seres humanos ejerciendo el más elemental de los derechos, el de decirle sin palabras a todo el que te mire que no estás de acuerdo con toda la locura organizada desde arriba que promueve guerras sin más sentido que las ganancias económicas, con más muertes de hambre entre nuestros semejantes, con toda la riqueza concentrada en unos pocos, con la manipulación mental constante y con todos los demás puntos del manifiesto.
Descansa un momento antes de imaginarte que hay gente tan quemada, tan asqueada, tan impotente con esta mierda de chemtrails a la luz del día, epidemias de diseño y mamoneos financieros que te dejan sin trabajo en un pis-pas, que ponen distintivos en sus coches, en sus motos, en la bici, en los cristales de su casa. Que realizan grafitis de una belleza y profundidad de contenidos inigualables. Que los fines de semana se pasean por todos lados vestidos de hombre o mujer anuncio, como Phil Collins en el vídeo de su canción “Wake up call” (Llamada al despertar), del que se puede disfrutar en http://www.tu.tv/videos/phil-collins-wake-up-call-subtitulado .
Sigue imaginándote sin entretenerte mucho que cuando la gente de a pié esté muerta de curiosidad y empiece por fín a preguntarte que qué es ese distintivo que ahora ve en tanta gente por la calle, que si es de algún programa de la televisión o qué, te será fácil, enriquecedor y hasta ameno hacerle un resumen de lo que quiere decir el papelito, y si llevas encima algún manifiesto impreso de los que sueles llevar para estos casos, se lo darás para que lo lean más tranquilamente y con toda comodidad. Piensa que la mayoría estarán de acuerdo con los puntos clave, así que lo más probable es que ellos mismos se pongan su propio identificativo para sumarse a la silenciosa protesta.
Imagina sólo por un momento el aspecto económico de nuestra sin par cruzada: es infinitamente más barato y ahorrativo este sistema de protesta con papelitos que los disfraces y máscaras de “V de Vendetta”. Además de mucho más cómodos de llevar, donde va a parar. De un folio te salen doce identificativos perfectamente visibles. No hace falta ni impresora. Sólo hace falta ser bien conscientes de que el mundo no nos lo va a mejorar ningún político, ningún espíritu santo, ni ningún extraterrestre. Lo tenemos que hacer nosotros mismos, y además tenemos que darnos prisa porque no queda mucho tiempo…
Imagina sonriendo francamente que esto es además completamente legal. No hacemos mal a nadie. No es un partido político. No es una religión. No es una secta satánica. Ni siquiera es una manifestación. No hacen falta permisos gubernativos para llevar papelitos. Solo es levantar el dedo, denunciar la corrupción, señalar la injusticia. Simplemente es un principio de cordura, un toque de sensatez y un punto de lucidez entre tanta locura organizada por los de criminales de siempre, la escoria de toda la vida.
Y es que tienes que imaginarte ahora que, aunque este movimiento no es un partido político, se puede decir que compite de alguna manera con las elecciones. El voto es secreto y se vota sólo un día, pero denunciar a estos desgraciados se hace públicamente y lo puedes hacer todo el tiempo que quieras, cuanto más mejor, más consciencia habrá en este planeta. Todo el que se ponga el papelito manifestará implicitamente que no está dispuesto a seguir como hasta ahora, es decir, metido a la fuerza en un sistema “político” donde las típicas votaciones “legales” simplemente te dan a elegir el grupo de corruptos de uno u otro bando que te engañará y se descojonará de ti durante los próximos cuatro años, mientras se llenan los bolsillos y obtienen encima suculentas pensiones de por vida. ¡¡Hay que joderse!!
Imagina deprisa algo de tu música preferida para tranquilizarte un poco… y ahora date cuenta de que enseguida se vería y se comprobaría que los que no quieran ponerse el papelito será porque están chupando del bote y beneficiándose del actual sistema corrupto político y/o económico. Serán la minoría que viven la buena vida y no quieren denunciar las injusticias, como era de esperar, porque precisamente se enriquecen con ellas. Si nuestro país fuese realmente Democrático (con D mayúscula), como somos mayoría absoluta los del papelito, las leyes deberían poder cambiarse para estar de acuerdo con estos tiempos. A falta de algo mejor, a este país lo debería dirigir un grupo de “sabios” de honradez a prueba de bombas atómicas, entre los que habría científicos, filósofos, escritores, economistas y demás gente comprometida con la Justicia y con el Ser Humano (que haberlos, haylos, y muy buenos, lo juro), y todos con un Sentido Común y una Consciencia tan desarrollada que por fín se eliminase la corrupción para siempre y pudiéramos vivir en paz, utilizando energías límpias y haciendo una vida mucho más ecológica. Este sistema político se ha usado en la antigüedad y siempre ha dado buenos resultados…
<<>>
Bueno, con este sprint final se acabó la clase de hoy de imaginación guiada. No sé, a lo mejor es que estoy muy harto de ver cómo están las cosas, a lo mejor es que soy algo iluso, inocente o infantil, a lo mejor es que soy muy utópico, no lo sé… Pero lo que sí sé fijo es que este mundo está hecho una pena y tenemos que cambiarlo nosotros ya mismo, nadie lo va a mejorar jamás en nuestro lugar, por mucha coca-cola que bebamos, muchas pizzas que comamos y mucho winston que fumemos…
Y si realmente no tenemos valor ni para ponernos estos papelitos en la ropa, para quejarnos y levantar el dedo de esta forma tan simpática, para ver nuestro número y sentir nuestra unidad pese a edades, colores, credos o clases sociales, como simples seres humanos que se supone que somos… entonces, señores y señoras, es que nos han ganado, es que lo han conseguido: YA ESTAMOS ABSOLUTAMENTE ABORREGADOS hasta la mismísima médula, y nos merecemos todo lo que nos echen encima y mucho más todavía (así que calladitos, la cabeza baja y mira a ver qué ponen después de los anuncios, mientras nos sacan de la crisis y las epidemias con el Nuevo Orden Mundial, qué suerte tenemos, si es que no son tan malos…).
Por mi parte voy a imprimirme mi identificación del tirón y no me la quitaré ni para ir al WC. Porque estoy harto de esta gentuza, de estos poderosos que nos chulean y malgobiernan y encima me están destrozando mi precioso planeta. Porque YO LO SÉ Y NO LO TOLERO - ¿TE APUNTAS?
P. D.: Si alguien es tan inocente y utópico como yo y considera oportuno propagar esta idea, tiene todas mis bendiciones para copiar y pegar esto donde y cuando le plazca. Y recuerda que Ghandi expulsó a los ingleses de la India con su bastón sin disparar un solo tiro (eso sí que era una utopía monumental)… “La única forma de descubrir los límites de lo posible es yendo más allá de ellos, a lo imposible”

Arthur C. Clarke.


sábado, 12 de septiembre de 2009

ÁNGEL DE LA GUARDA


¿Creer en los ángeles es una actitud infantil?.
Desde pequeños nos han inculcado la creencia en estos seres espirituales que nos protegen en todos los momentos de nuestra vida, se nos enseñó la oración del Ángel de la Guarda, dulce compañía....pero claro, conforme pasan los años y las amarguras y sinsabores de la vida nos hacen cada vez más incrédulos y faltos de fe en estas criaturas.
¿Existen los ángeles?, esta pregunta es quizás una de las preguntas más formuladas por los que somos "creyentes" y también por los que no son. Por mi parte, estoy seguro de que en este mundo existen fuerzas que escapan a nuestra comprensión, fuerzas espirituales que moran entre este mundo y "el otro", que nos rodean y penetran en nosotros sosteniendo un precario equilibrio que, con nuestras malas acciones y pensamientos, alteramos en prejuicio de nosotros mismos.
Estoy seguro de que todos hemos tenido alguna vez la convicción o por lo menos el sentimiento de estar "acompañado" aunque estuviéramos en soledad o en la "otra soledad" que es la peor de todas, la soledad en compañía de muchos.
Realmente todos hemos sentido esa presencia alguna vez, quien diga que no, es que lo ha olvidado,¿ o se hace el duro?, que nos reconfortaba cuando teníamos miedo en la oscuridad de la noche cuando empezamos a dormir solos en nuestro cuarto e incluso cuando hemos pasado una situación de peligro de la que hemos salido airosos, hemos "notado" como si "alguien" que no vemos nos hubiera ayudado.
Sin entrar en cuestiones religiosos ni filosóficas, cada cual es libre de creer en estos seres o no, creo que están ahí para ayudarnos a todos y cada uno de nosotros, creamos o no creamos en ellos, pero si no creemos en ellos, seguramente les será más difícil ayudarnos.
Ellos nos dictan los consejos desde nuestro interior para que no cometamos errores fatales o por lo menos poder corregirlos, ellos son esa "vocecita interior" que a la mayoría de personas guía por la vida.
Creo que no es infantil creer en nuestro Ángel de la Guarda.

Os voy a contar una pequeña historia que me pasó cuando tendría unos 12 años:- Resulta que iba yo con mi bicicleta por los alrededores de la sierra, en la zona de alrededor del pantano que hay en mi pueblo, era verano, en agosto, iba bajando por una pendiente muy larga y muy empinada, la bicicleta volaba hacia abajo con una velocidad bastante considerable; pues bien, de repente se puso a tronar y en un minuto cayó lluvia como nunca había visto en mi vida, la bicicleta perdió los frenos porque resbalaban por el agua, yo no veía nada, bajaba a toda velocidad por la cuesta, cuando llegué al final de la misma, no podía frenar, y tampoco podía dar una curva porque estaba lleno de agua y coches a los lados, aparte de que no veía nada por el agua que me daba en la cara; entonces decidí que lo mejor era estamparme contra el bordillo de la acera a ver si el roce me paraba la bicicleta; pues bien, en el momento que le dí al bordillo, salí despedido de la bici, entonces sentí como si alguien tirara de mí hacia arriba, me vi flotando en el vacío y me caí de tal forma como si lo estuviera haciendo a cámara lenta; solo sé que no me hice apenas ningún rasguño y la caída podía haber sido terrible a la velocidad que iba. Estoy seguro que mi Ángel de la Guarda me protegió de esa caída, como lo ha hecho en otras muchas ocasiones en las que he estado en peligro, tanto en la infancia como en la vida adulta.
Podemos creer o no creer, pero seguro que todos tenemos situaciones parecidas que podemos contar, para mí si existen y les doy las gracias por ello, sobre todo a su "jefe".

Sed felices y que el "Ángel" os acompañe.



Ángel de la guarda de Crevillent




lunes, 24 de agosto de 2009

"CALLEJEROS"


En estos días de vacaciones, en los que no apetece hacer nada, en los que ver la televisión es casi un suicidio mental y a pesar de todo seguimos viéndola, mirando la bazofia horrorosa y tediosa que programan por este medio, llena de programas rosa, Norias, Belenes esteban y demás familia casposa y asquerosa. Por mucho que le des vueltas al mando a distancia no hay casi ningún programa educativo, cultural o interesante si no es en la televisión de pago y aun así es difícil encontrar algo realmente que valga la pena ver.
Bueno, el caso es que un día de la semana pasada, mirando el canal Cuatro, hicieron una reposición de uno de esos realitys pseudo periodísticos llamado "Callejeros", muy popular últimamente, y es popular porque enseñan con toda su crudeza y con recochineo todas las miserias humanas de cierto tipo de gente que puebla nuestras ciudades en barrios apartados y dejados de la mano de Dios.
Mirando este programa, que se regocija en enseñarnos la parte más oscura y podrida de la sociedad, me dí cuenta de que este es una herramienta concebida por el sistema social en el que estamos inmersos para "informar" de una manera manipuladora sobre lo bien que estamos con nuestra "situación" si hay "pobrecitos" que viven en esas condiciones infrahumanas en este país "desarrollado", nos hacen sentir mal viendo la miseria de los demás y de esa manera entramos en un conformismo autocomplaciente que nos hace resguardarnos en nuestra casita pensando que hay personas que están peor que nosotros y que aun tenemos que dar gracias a la providencia por estar como estamos.
De repente vi claro que todo esto no es más que una manera de engañar a la gente enseñando la miseria de los demás para que no veamos la nuestra, la de toda la sociedad, la que permite que existan estos guetos y qué, con sus leyes tan permisivas, los siguan fomentando y manteniendo.
Señores, todo lo que nos enseñan en estos programas, tanto las imágenes de riqueza como de pobreza, son para crear frustración y conformismo, para que la gente se mantenga donde está y no piense en cambiar este sistema social, tan injusto para unos, tan beneficioso para otros y tan condescendiente y complacido de sus "metodos" para manejar al ciudadano, que da pavor pensar en la parte oscura de los gobiernos que nos están manipulando a su antojo y sumiéndonos en una sociedad deshumanizada y cada vez más carente de medios para desarrollar el bienestar de su propia población, la verdad es que cada vez nos parecemos más a la novela de Orwell, creo que estamos en 1984 y nos costará salir de ahí.

jueves, 20 de agosto de 2009

Hay que ver la cantidad de cosas a las que nos enfrentamos diariamente en todas las facetas de nuestra vida. Esta existencia es algo tan sumamente extraño que es preferible no pensar en todo lo que pasa y nos puede pasar, solo afrontar los acontecimientos que vengan uno a uno y sin amontonar la faena, porque es tan extraño estar vivo que quizá sea hasta una ilusión, como una película proyectada en una pantalla que solo nosotros vemos.
Mirando atrás en mi historia personal me doy cuenta de que mi vida es como una especie de tragicomedia sumida en un caos de sucesos, unos malos, otros buenos, otros que parecen que acaban, otros que parece que no terminan nunca y que vuelven a surgir una y otra vez, otros que ya no volverán, pero siguiendo una linea en en mi viaje temporal y vital que nunca hubiera imaginado.
He tenido que vivir experiencias muy desagradables por culpa de una enfermedad, llevo más de 10 años luchando contra ella, he aprendido mucho y también he sufrido bastante, me ha hecho ser más humilde con la vida, me he dado cuenta de mis limitaciones y de mis miedos pero he podido o he sabido aguantar estoícamente todos y cada uno de los tratamientos y cirugías a los que me he sometido. Lo peor de todo este proceso es la incertidumbre que genera la enfermedad, el no poder hacer planes para el futuro, el no saber que podrá pasar. ¿Por qué cuento esto?; pues porque hoy me han realizado una prueba radiológica para ver si hay actividad tumoral en mi cuerpo, un PET. o tac de emisión de positrones. Lo he pasado bastante mal porque me he puesto nervioso y se me ha acelerado el corazón, si no llegan a darme un valium, salgo corriendo de la máquina y que les den morcilla, no es que sea muy claustrofóbica la dichosa maquinita pero me ha entrado miedo y pavor pensando en todo lo que se me viene encima si la prueba da indicios de actividad tumoral. Espero que todo quede en una simple prueba rutinaria y en paz.
Os hablo de todo esto porque despues de un año catastrófico, de un año kármico de verdad, no solo para mí, porque la crisis nos ha puesto en jaque a todos, he pasado por una quimioterapia, por una operación en el cuello y por un proceso de fecundación in vitro realizado a mi mujer para poder tener un hijo, y aunque ha sido duro, hemos conseguido que ella se quedara embarazada con mis "bichines" y si Dios lo permite a Enero o Febrero, sino antes, porque se puede anticipar el parto, tengamos a nuestros retoños.
Nuestra lucha por conseguir un embarazo ha sido dura, hemos estado 5 años metidos en médicos, hospitales y por fín, despues de dos intentos fallidos parece que ha dado sus frutos la lucha, como digo, si Dios quiere seremos papas de dos bebes dentro de unos meses.
Bueno, y direis , por qué nos sueltas este rollo, pues bien, por qué me da la gana, esa la primera, y por que tenía ganas de escribir y contar algo más de mi vida, y para decir que Dios nos da pruebas para que las superemos, si no las superamos, aprender a aceptarlo y también distinguir entre lo que podemos superar y lo que debemos aceptar.

Dios me ha dado pruebas muy jodidas, y también me está recompensando con alegrías, aunque todo se puede torcer, volviendo a ser una prueba para superar o aceptar, pero aun así pienso que todo el proceso de la vida es maravillos y merece la vida vivirlo y ser protagonista de nuestra historia personal, por eso os digo: -Carpe Diem- vivir la vida lo mejor que podaís, vivir el día a día e intentar superar todo lo malo que nos venga, Dios nos da una de cal y otra de arena, aprendamos a vivir, aunque muchas veces sea difícil.

Un abrazo a todo aquel que lea esto.




Ecografía de nuestros bebés a los 3 meses de gestación.

domingo, 24 de mayo de 2009

RECUERDOS

Aquí os dejo una suite de unos 20 minutos que compuse hará unos 16 años, cuando era un adolescente. Es una pieza de música minimalista improvisada totalmente sobre un piano de los llamados de "pared" que tenía un amigo mío en su piso. Espero que os guste; tengo que decir que yo no se música, ni se tocar el piano, solo toco de oido y por pura inspiración divina, me gustaría aprender a tocarlo aunque no me siento con ánimos para aprender solfeo, de momento yo hago igual que los Beatles, tocar sin solfeo y por inspiración.








domingo, 17 de mayo de 2009

LA RESISTENCIA






Aquí os publico la Quinta carta de un libro llamado LA RESISTENCIA, del Escritor ERNESTO SABATO. Este libro lo leí en el 2001 y me impactó de tal manera que lo he leído 3 o cuatro veces más después de la primera, sus palabras proféticas y encolerizada por la situación del mundo actual son como bofetadas a la cara para que despertemos del letargo que esta sociedad nos impone para mejorar las cosas y volver a sentirnos personas dueñas de su destino y sus vidas; espero que lo disfrutéis y os haga pensar como a mí.






LO PEOR ES EL VÉRTIGO.

En el vértigo no se dan frutos ni se florece. Lo propio del vértigo es el miedo, el hombre adquiere un comportamiento de autómata, ya no es responsable, ya no es libre, ni reconoce a los demás.
Se me encoge el alma al ver a la humanidad en este vertiginoso tren en que nos desplazamos, ignorantes atemorizados sin conocer la bandera de esta lucha, si haberla elegido.
El clima de Buenos Aires ha cambiado. En las calles, hombres y mujeres apresurados avanzan sin mirarse pendientes de cumplir con horarios que hacen peligrar su humanidad. Ya sin lugar para aquellas
charlas de café que fueron un rasgo distintivo de esta ciudad, cuando la ferocidad y la violencia no la habían convertido en una megalópolis enloquecida. Cuando todavía las madres podían llevar a sus hijos a las plazas, o visitar a sus mayores. ¿Se puede florecer a esta velocidad? Una de las metas de esta carrera parece ser la productividad, pero ¿acaso son estor productos verdaderos frutos?

El hombre no se puede mantener humano a esta velocidad, si vive como un autómata será aniquilado. La serenidad, una cierta lentitud, es tan inseparable de la vida del hombre como el suceder de las estaciones lo es de las plantas, o del nacimiento de los niños.
Estamos en camino pero no caminando, estamos encima de un vehículo sobre el que nos movemos sin parar, como una gran planchada, o como esas ciudades satélites que dicen que habrá. Ya nada anda a paso de hombre, ¿acaso quien de nosotros camina lentamente? Pero el vértigo no está sólo afuera, lo hemos asimilado a la menta que no para de emitir imágenes, como si ella también hiciese zapping; y, quizás, la aceleración haya llegado al corazón que ya late en clave de urgencia para que todo pase rápido y no permanezca. Este común destino es la gran oportunidad, pero ¿Quién se atreve a saltar afuera? Tampoco sabemos ya rezar porque hemos perdido el silencio y también el grito.

En el vértigo todo es temible y desaparece el diálogo entre las personas. Lo que nos decimos son más cifras que palabras, contiene más información que novedad. La pérdida del diálogo ahoga el compromiso que nace entre las personas y que puede hacer del propio miedo un dinamismo que lo venza y les lotorgue una mayor libertad. Pero el grave problema es que en esta civilización enferma no sólo hay explotación y miseria, sino que hay una correlativa miseria espiritual. La gran mayoría no quiere la libertad, la teme. El miedo es un síntoma de nuestro tiempo. Al extremo que, si rascamos un poco la superficie, podremos comprobar el pánico que subyace en la gente que vive tras la exigencia, que se vive automáticamente, sin que un sí o un no haya precedido a los actos.
La mayoría de la humanidad es empleada de un poder abstracto. Hay empleados que ganan más y otros que ganan menos, pero ¿quién es el hombre libre que toma las decisiones? Ésta es una pregunta radical que todos hemos de hacernos hasta escuchar, en el alma, la responsabilidad a la que somos llamados.

Creo que hay que resistir: éste ha sido mi lema. Pero hoy, cuántas veces me he preguntado cómo encarnar esta palabra. Antes, cuando la vida era menos dura, yo hubiera entendido por resistir un acto heroico, como negarse a seguir embarcado en este tren que nos impulsa a la locura y al infortunio. ¿ se le puede pedir a la gente del vértigo que se rebele? ¿Puede pedirse a los hombres y a las mujeres de mi país que se nieguen a pertenecer a este capitalismo salvaje si ellos mantienen a sus hijos, a sus padres? Si ellos cargan con esa responsabilidad, ¿cómo habrían de abandonar esa vida?
La situación ha cambiado tanto que debemos revalorar, detenidamente, qué entendemos por resistir. No puedo darles una respuesta. Si la tuviera saldría como el Ejército de Salvación, o esos creyentes delirantes---quizá los únicos que verdaderamente creen en el testimonio---a proclamarlo en las esquinas, con la urgencia que nos ha de dar los pocos metros que nos separan de la catástrofe. Pero no, intuyo que es algo menos formidable, más pequeño, como la fe en un milagro lo que quiero transmitirles en esta carta. Algo que corresponde a la noche en que vivimos, apenas una vela, algo con qué esperar.

Las dificultades de la vida moderna, el desempleo y la superpoblación han llevado al hombre a una dramática preocupación por lo económico. Así como en la guerra la vida se debate entre ser soldado o estar herido en algún hospital, en nuestros países, para infinidad de personas, la vida está limitada a ser trabajador de horario completo o quedar excluido. Es grande la orfandad que cunde en las ciudades; la gran soledad de la persona origina es una de las tragedias del vértigo y de la eficiencia.
La primera tragedia que debe ser urgentemente reparada es la desvalorización de sí mismo que siente el hombre, y que conforma el paso previo al sometimiento y a la masificación. Hoy el hombre no se siente un pecador, se cree un engranaje , lo que es trágicamente peor. Y esta profanación puede ser únicamente sanada con la mirada que cada uno dirige a los demás, no para evaluar los méritos de su realización personal ni analizar cualquiera de sus actos. Es un abrazo el que nos puede dar el gozo de pertenecer a una obra grande que a todos nos incluya.

Si a pesar del miedo que nos paraliza volviéramos a tener fe en el hombre, tengo la convicción de que podríamos vencer el miedo que nos paraliza como a cobardes. Yo he pasado riesgos de muerte durante años. ¿Sin miedo? No, he tenido miedo hasta la temeridad, pero no he podido retroceder. Si no hubiese sido por mis compañeros, por la pobre gente con la que ya me había comprometido, seguramente hubiera abandonado. Uno no se atreve cuando está solo y aislado, pero sí puede hacerlo si se ha hundido tanto en la realidad de los otros que no puede volverse atrás. Cuando trabajé en la CONADEP, de noche soñaba aterrado que aquellas torturas, frente a las cuales yo hubiera preferido la muerte, eran sufridas por personas que yo más quería. Impávido en el sueño, luego me despertaba angustiado y sin saber cómo seguir, pero horas después no podía negarme a escuchar a quienes pedían que yo los recibiera. No podía, era inadmisible que hubiese dicho que no a esos padres cuyos hijos, en verdad, habían sido masacrados.
Quiero decirles que no lo podía hacer porque ya estaba adentro, involucrado, Así es, uno se anima a llegar al dolor del otro, y la vida se convierte en un absoluto. Las más de las veces, los hombres no nos acercamos, siquiera, al umbral de lo que está pasando en el mundo, de lo que nos está pasando a todos, y entonces perdemos la oportunidad de habernos jugado, de llegar a morir en paz, domesticados a la obediencia a una sociedad que no respeta la dignidad del hombre. Muchos afirmarán que lo mejor es no involucrarse, porque los ideales finalmente son envilecidos como esos amores platónicos que parecen ensuciarse con la encarnación. Probablemente algo de eso sea cierto, pero las heridas de los hombres nos reclaman.
Pero esto exige creación, novedad respecto de lo que estamos viviendo y la creación sólo surge en la libertad y está estrechamente ligada al sentido de la responsabilidad, es el poder que vence al miedo. El hombre de la posmodernidad está encadenado a las comodidades que le procura la técnica, y con frecuencia no se atreve a hundirse en experiencias hondas como el amor y la solidaridad. Pero el ser humano, paradójicamente sólo se salvará si pone su vida en riesgo por el otro hombre, por su prójimo, o su vecino, o por los chicos abandonados en el frío de las calles, sin el cuidado que esos años requieren, que viven en esa intemperie que arrastrarán como una herida abierta por el resto de sus días. Son doscientos cincuenta millones de niños los que están tirados por las calles del mundo.
Estos chicos nos pertenecen como hijos y han de ser el primer motivo de nuestras luchas, la más genuina de nuestras vocaciones.
De nuestro compromiso ante la orfandad puede surgir otra manera de vivir, donde el replegarse sobre sí mismo se escándalo, donde el hombre pueda descubrir y crear una existencia diferente. La historia es el más grande conjunto de aberraciones, guerras, persecuciones, torturas e injusticias, pero a la vez, o por eso mismo, millones de hombres y mujeres se sacrifican para cuidar a los más desventurados. Ellos encarnan la resistencia.
Se trata ahora de saber, como dijo Camus, si su sacrificio es estéril o fecundo, y éste es un interrogante que debe plantearse en cada corazón, con la gravedad de los momentos decisivos. En esta decisión reconoceremos el lugar donde cada uno de nosotros es llamado a oponer resistencia; se crearán entonces espacios de libertad que pueden abrir horizontes hasta el momento inesperados.
Es un pueste el que habremos de de atravesar, un pasaje. No podemos quedar fijados en el pasado ni tampoco deleitarnos en la mirada del abismo. En este camino sin salida que enfrentamos hoy, la recreación del hombre y su mundo se nos aparece no como una elección entre otras sino como un gesto tan impostergable como el nacimiento de la criatura cuando es llegada su hora.

Los hombres encuentra en las mismas crisis las fuerza para su superación. Así lo han mostrado tantos hombres y mujeres que, con el único recurso de la tenacidad y el valor, lucharon y vencieron a las sangrientas tiranías de nuestro continente. El ser humano sabe hacer de los obstáculos nuevos caminos porque a la vida le basta el espacio de una grieta para renacer. En esta tarea, lo primordial es negarse a asfixiar cuanto de vida podamos alumbrar. Defender, como lo han hecho heroicamente los pueblos ocupados, la tradición que nos dice cuánto de sagrado tiene el hombre. No permitir que se nos desperdicie la gracia de los pequeños momentos de libertad que podemos gozar: una mesa compartida con gente que queremos, unas criaturas a las que demos amparo, una caminata entre los árboles, la gratitud de un abrazo. Un acto de arrojo como saltar de una casa en llamas. Éstos no son hechos racionales, pero no es importante que lo sean, nos salvaremos por los afectos.

EL MUNDO NADA PUEDE CONTRA UN HOMBRE QUE CANTA EN LA MISERIA.

Ernesto Sabato (extraído de su libro “LA RESISTENCIA” ) publicado en el año 2000.

sábado, 9 de mayo de 2009

LA CASA DE MI ABUELA "Calabuelita"


Imagen de mi abuelo paterno y mi padre. (1957)




No tengo muchos recuerdos de mi infancia, más bien tengo recuerdos inducidos por las fotos que me hizo mi padre en aquella época, al verlas suelo recordar imágenes y vivencias como retazos de una realidad que viví y ahora está perdida en los más profundo de mi memoria.

Casi toda mi infancia la pasé en casa de mi abuela, recuerdo esa casa, que ahora ya no existe, como un lugar maravilloso, en el que viví la época más feliz de mi vida, quizá fuera el momento en el que fui niño, la situación de mi familia en esa época o que simplemente era feliz por ser niño lo que me hacen tener tan buenos recuerdos.

En casa de mi abuela vivían mi tío abuelo (hermano de mi abuela paterna), la tía de mi abuela y mi abuela paterna.
Mi tío se llamaba Luis y era una persona enigmática, lo era porque nunca sabré exactamente el por qué de sus continuas depresiones; nunca se casó, desde muy joven le diagnosticaron que tenía lo que él llamaba “presiones”, que más tarde averigüé que tenía una enfermedad mental que derivaba en depresión, nunca sabre lo que era pero posiblemente un trastorno bipolar o algo parecido. El caso es que desde muy joven le dieron la baja definitiva por enfermedad y desde que le conocí él estaba en esa situación. Era una bellísima persona, bueno hasta el extremo con nosotros, conmigo y mis hermanos, se desvivía por regalarnos cosas y enseñarnos todo lo que él sabía de la vida; recuerdo con mucha nostalgia las conversaciones que teníamos él y yo cuando ya era un poco más mayor y me explica cosas del pueblo, de sus vivencias en las fábricas, e incluso de la sexualidad, que, por cierto, empecé a descubrir el cuerpo femenino gracias a los interviú y las revistas eróticas de la época del destape que guardaba en la mesita de noche. Mi tío fue para mí como mi abuelo, ya que a él no le conocí porque murió estando mi madre embarazada tres meses de mí; él sabía que yo estaba en camino y estaba muy feliz, pero una enfermedad en las tripas y una negligencia médica provocada por un cirujano argentino, que no era cirujano legal, en la clínica de Elche “Ciudad Jardín” le provocaron la muerte repentina a los 55 años de edad justo en el día de San Isidro, un 15 de mayo.

Sin haberlo conocido, le hecho mucho de menos cada vez que veo su fotografía porque en cierta manera me identifico mucho con él, por lo que me han contado de su forma de ser, creo que él y yo nos hubiéramos llevado de maravilla, incluso yo tengo las orejas y las entradas en la cabeza como él, nos parecemos un poco.

Mi abuelo fue una persona íntegra, inteligente, buena persona, que de tan buena quizá habían energúmenos que lo consideraban tonto y quisieron aprovecharse de él, pero él tenía la extraña habilidad de conseguir lo que quería sin hacer caso de habladurías ni de engaños; llegó a ser alguien en la vida, encargado de una fábrica de alfombras y tuvo dos hijos con mi abuela—mi padre y mi tío—a los que dio una educación excepcional y una infancia realmente hermosa, trabajó para conseguir lo mejor para su familia y lo consiguió, hasta que a edad temprana un carnicero canalla que quería aparentar ser médico, le segó la vida para siempre. Su muerte fue una tragedia enorme para mi abuela, de la que ya no se repuso jamás y arrastró el resto de su vida con gran pena.

Mi abuela se llamaba Trinidad, era una mujer grandota, de pelo cano, entrada en carnes y de complexión fuerte para una mujer, era una persona con el corazón noble, pero parecía que siempre estaba de mal humor y a veces que le molestaba todo, pocas veces la vi sonreír, y muchas veces la vi llorar, casi todos los días por la tarde, cuando venía del colegio a verla, me la encontraba en una silla del comedor de su casa con los ojos enrojecidos por las lágrimas; ella nunca me dijo porque lloraba, pero yo lo sabía, lloraba por mi abuelo, no podía superar su pérdida, se amaron con locura y dependían mucho el uno del otro; yo le decía__no llores abuelita__ y ella hacía como que se le pasaba e iba a prepararme la merienda, luego veía a mi tío que salía de dormir la siesta y nos poníamos a ver los dibujos en la tele, comiéndome el sabroso bocadillo que me había preparado.

Recuerdo con mucha nostalgia las tardes de invierno en el que mi abuela enchufaba la estufa de gas y yo estaba allí viendo la tele, hablando con ellos, viendo la tele con mis amigos, vecinos del barrio que venían a buscarme, jugando con todos los juguetes que me regalaban mis padres y mis tíos en mis cumpleaños y navidades; queda todo tan distante en el tiempo.

De la tía de mi abuela, la que vivía con ella tengo recuerdos bastante borrosos. Recuerdo que era una persona bastante mayor, que tenía muchas manías y que no salía nunca de la cueva que estaba anexa a la casa que construyó mi abuelo delante, por lo que esta construcción era la típica casa-cueva de Crevillente, ya que primero existía la vivienda troglodita y luego las familias construían las casas delante integrando la cueva como habitaciones de la casa. Pues bien, mi tía bisabuela era la dueña de la cueva y allí permanecía siempre sentada en un sillón de madera marrón que parecía un trono, y allí se pasaba las horas muertas escuchando la radio y al canario que mi padre tenía colgado allí, un canario que le regalaron cuando se casó que duró más de 16 años y le llamábamos el “abuelete”.

Poco más recuerdo de mi tía María, solo que una vez estábamos jugando un amigo y yo, haciendo travesuras, tendríamos unos 8 años y ella fue a reprender nuestros juegos y ruidos porque le molestaban, en ese momento su cadera cedió y la vi caer como un muñeco en medio del suelo, a partir de ahí ya no se pudo recuperar y al mes o así murió. Ella fue la única que murió en casa de mi abuela, los médicos la dejaron morir en su cama y murió en paz rodeada de toda su familia. Su avanzada edad y la fractura de cadera unida a otras dolencias pudieron con ella.

Me sentí culpable algún tiempo por haberla hecho cabrear y haberle ocurrido el accidente que le rompió la cadera, pero la verdad es que yo era un niño y en realidad no fue culpa de nadie, ahora lo comprendo.

miércoles, 18 de febrero de 2009

SOBRE LOS BLOGS


La verdad es que desde que surgieron los blogs, se ha abierto un mundo de posibilidades para todas las personas, que está al alcance de mucha gente, para poder expresarnos, publicar ideas, fotos, dibujos, videos y un montón de cosas que antes era impensable que se pudiera hacer. Mi relación con los blogs es reciente, hace poco menos de un año que publiqué mi primer blog, la experiencia ha sido gratificante, aunque no es una cantidad grande de gente la que lo ha visitado o lo visita, solo por el hecho de estar en cualquier sitio donde haya un ordenador y conexión a Internet que se pueda entrar a mi espacio personal y ver su contenido me parece algo maravilloso. El único problema que veo a los blogs es que existen tantos con tanto contenido e información que es casi como perderse e una jungla de información de la que muchas veces te cuesta encontrar lo que realmente buscas, aunque no deja de tener su gracia, porque es tan extenso el mundo de las ideas que siempre aprendes algo cuando te sumerges en este universo tan inmenso, y solo llevamos unos pocos años con los blogs, dentro de varios años será tan extensa la información contenida en ellos que no se podrá ni imaginar.
Si navegamos por la red buscando sobre cualquier tema, seguro que hay un blog que ya lo incluye en sus páginas, la verdad es que es maravilloso que todo el mundo pueda publicar sus ideas sin ningún tipo de coste ni de limitación de espacio, eso le da una nueva dimensión a la libertad de expresión, aunque tiene sus peligros, ya que se puede publicar tanto cosas que beneficien a la sociedad como cosas que puedan perjudicarla, pero es como todo, el bien y el mal están siempre dentro de todos nosotros, la dualidad de la vida y del universo; somos nosotros los que tenemos que elegir lo que queremos ver y lo que no, lo que queremos hacer y lo que no, lo que debemos y lo que no debemos, en nuestras manos está, es el libre albedrío.

Una de las cosas que me han llamado mucho la atención de los blogs son la cantidad de faltas de ortografía y de aberraciones lingüísticas que la gente comete en sus blogs, esa tendencia (sobre todo de la gente joven) de abreviar las palabras a una letra, usando mucho la k para decir por ejemplo: poca, ellos ponen pk, usando el nuevo lenguaje de sms, esto me inquieta porque me recuerda a una idea expuesta en el famoso libro de George Orwell_1984_sobre lo que él llamó Neolengua, un nuevo lenguaje creado a partir del existente pero reduciendo año tras año la cantidad de palabras, significados, léxico y riqueza del mismo para que la gente poco a poco perdiera la capacidad de expresar las ideas mediante el lenguaje, simplificando el pensamiento y la capacidad de comunicación de cada individuo, controlando el pensamiento y la forma de transmitir el conocimiento. Me inquieta que este nuevo “neolenguaje” tan extendido en estos tiempos de teléfonos móviles y de ordenadores sea una manera sutil de intentar controlar el pensamiento y la transmisión del conocimiento limitando la capacidad de comunicación de las personas induciendo a que nuestros jóvenes y las nuevas generaciones no conozcan la riqueza del lenguaje y las posibilidades lingüísticas del mismo para expresar las ideas y el conocimiento.
El deterioro del lenguaje es evidente en la forma de hablar que nos transmite la televisión y el cine, recuerdo películas antiguas en las que el léxico utilizado y la forma de hablar era realmente más culta y correcta que la que se usa hoy en día en el cine; quizá fueran otros tiempos, la censura de Franco era evidente, pero dentro de ese contexto político y social, en los medios audiovisuales y la prensa se usaba el lenguaje, a mi parecer, de una manera más culta e inteligente.
Si tienen alguna revista en casa de hace veinte o treinta años, lean con atención sobre cualquier cosa que ponga en ella y verán que el lenguaje es diferente al que se usa hoy en día en la prensa y en la literatura. Ahora se usa un lenguaje directo, simple y un poco rudo para expresar las ideas, la prensa escrita, la televisión y la radio se dirige a la población con lenguaje casi infantil para comunicar las noticias y hablar en los programas. La pérdida de riqueza en el lenguaje es evidente en todos los medios, pero también en la literatura y en la educación. Nuestros hijos salen del colegio para enfrentarse a la vida y desconocen casi por completo el lenguaje que hablan, las normas de ortografía y de léxico les suenan a chino y es muy triste que esto ocurra en un país desarrollado como el nuestro, aunque quizá la razón de que ocurra esto sea porque los gobiernos quieran que la gente sepa cada vez menos de casi todo para que no puedan rebelarse contra el sistema, ni se muevan para mejorar las cosas en el ámbito laboral y social, si la gente no tiene ideas o no sabe expresarlas, mejor para el poder, porque son como borregos a los que se puede manejar sin esfuerzo.
Si nos fijamos bien en el lenguaje que usan los medios de comunicación, nos daremos cuenta de que a veces más que informar, desinforman porque normalmente no se profundiza en el porque de las cosas, solo se limitan a exponer los hechos y a darle a las noticias el aire sensacionalista que necesitan para llamar la atención y después de unos días desaparecer para no volver a mencionarlas nunca jamás. Esta saturación de información nos hace volvernos indiferentes con las tragedias y desgracias de las que somos testigos todos los días, se nos presentan noticias terribles todos los días al principio de los informativos, van de mayor impacto a menor, de mayor tragedia o problema a menor, luego los deportes y por último para suavizar el golpe de todo lo malo que se ha expuesto, nos proporcionan una dosis de buen humor con alguna noticia graciosa o sin relevancia para que olvidemos un poco los problemas, entonces apagas la tele y te vas a trabajar casi sin pensar en los miles de muertos que has visto, niños muriendo de hambre, guerras terribles, epidemias y catástrofes; respiras tranquilo y como si hubieras visto una película en el cine, te siente igual. Ese es el verdadero problema de informar demasiado, al final la indiferencia se apodera de nosotros y como vemos que no podemos hacer nada pasamos de todo y nos sumergimos en nuestras vidas sin pensar en que con pequeños gestos podemos cambiar esta sociedad. Simplemente con intentar comprender el mundo que nos rodea ya hacemos algo para cambiarlo, porque el peor enemigo de la humanidad es la indiferencia que nos profesamos los unos a los otros. El conocimiento nos hará íntegros, libres pero a la vez también nos vuelve más solidarios, nos proporciona la manera de sentir empatía con el prójimo y nos revela ideas para mejorar nuestro entorno y el del vecino. Jesucristo dijo “la verdad os hará libres” y es cierto, nada hay como saber la verdad de todo para comprender y solucionar los problemas que se presentan en la vida.

martes, 13 de enero de 2009

ALEGACIONES CONTRA LA PLANTA DE GENERACIÓN ELÉCTRICA DE 100 MW EN CREVILLENTE (ALICANTE)


Conocido el proyecto de “central térmica de 100 MW en la Ptda. Del Boch Crevillente (Alicante) promovido por la empresa ESB Internacional, la Asociación de Afectados de Cáncer de Crevillente presenta alegaciones para rechazar su instalación.

Bajo nuestro punto de vista esta Térmica carece de justificación para su instalación en la ubicación proyectada por los motivos que defiende la empresa promotora y no evalúa adecuadamente los problemas ambientales y de salud que se pueden generar en la zona.

Las principales ALEGACIONES al proyecto son:

1- No se justifica su construcción por necesidades del sistema eléctrico ya que el Ayuntamiento ha cedido terrenos para la instalación del parque fotovoltaico promovido por la Cooperativa y que generará pronto electricidad y de forma limpia.

2- Las centrales térmicas están consideradas como actividad NOCIVA e INSALUBRE por el RAMINP. Este Decreto obliga a ubicar este tipo de instalaciones a más de 2 Km. de un núcleo habitado. Sin embargo, en caso de construirse en la partida del Boch quedaría a escasos 800 metros del Barrio de la Estación y rodeada en un radio de 400 metros de más de 50 viviendas, siendo más de 500 las afectadas en el radio de 2 Km. El polígono industrial I4 de la Ctra. de la Estación de Crevillente así como las instalaciones deportivas del Pabellón Félix Candela quedarían a escasos 1800 metros.

3- Desde el punto de vista sanitario, constituyen los principales contaminantes ambientales, que por su enorme cantidad y gran radio de acción, (igual o superior a 50 Km. ) afectarán a una gran extensión de territorio, en particular afectaría a Parajes Naturales como el Hondo, Salinas de Santa Pola, Sierra de Crevillente, etc. Las poblaciones de alrededor como Elche (6800 m), núcleo urbano de Matola (2600 m.), Crevillente, Carral, San Felipe de Neri, etc. serían las más afectadas pero el radio de acción llegaría hasta casi toda la provincia de Alicante y Murcia, con más de 3 millones de habitantes.

Podemos destacar los contaminantes químicos. Es necesario recordar e insistir que cada contaminante aislado o en combinación con otros componentes, tendrán efectos locales, comarcales e incluso regionales dependiendo de las condiciones climatológicas, especialmente las del viento.
Co2: Las emisiones de dióxido de carbono, contribuyen al empeoramiento de la calidad del aire, aumenta la tendencia a las enfermedades respiratorias crónicas y alérgicas. Las acciones conjuntas con otros contaminantes afecta a personas sanas, a personas con bronquitis crónicas, asma y enfermedades pulmonares obstructivas. Incluso a niveles de exposición relativamente bajos, los individuos sanos pueden experimentar dolor torácico, tos y dificultades respiratorias.
NoX. Es el término genérico en que se engloban a los óxidos de nitrógeno, gases altamente reactivos que contienen nitrógeno y oxigeno en proporciones variables. La mayoría de estos gases son incoloros e inodoros. Los óxidos de nitrógeno pueden ser trasportados a largas distancias por el viento y sus diversos mecanismos secundarios son:
Smog (Niebla tóxica): Se forma cuando los óxidos de nitrógeno, reaccionan l contacto de la luz solar y el calor, causando irritaciones del sistema respiratorio, reducción de la función pulmonar, agravamiento de las dolencias respiratorias y del asma, lesiona las células mucosas que cubre el interior de los pulmones.
Lluvia ácida: Los óxidos de nitrógeno con la humedad medioambiental y las radiaciones solares ultravioletas forman las llamadas precipitaciones ácidas. Las personas respiramos aire, bebemos agua y comemos productos que están contaminados por la lluvia ácida. Los problemas más importantes son: Asma, bronquitis, tos, irritación de la garganta. También produce conjuntivitis y cefaleas. Las personas más vulnerables son los niños y ancianos.

Sustancias químicas peligrosas.

Arsénico: Efectos en los órganos genitales y en el feto. El arsénico puede atravesar la placenta humana y exponer a los fetos a su toxicidad, estudios epidemiológicos a personas expuestas ambiental y profesionalmente presentaron un mayor número de abortos espontáneos y un retraso del crecimiento intrauterino.

Riesgos de cáncer: La inhalación de arsénico está fuertemente asociada a un mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón, de piel, vejiga urinaria e hígado. Por tanto el arsénico está considerado como un agente cancerígeno por la OMS.

Otras sustancias químicas peligros que producen las Centrales Térmicas de gas son: Cadmio, cromo, cobalto, plomo, manganeso, mercurio, níquel, benceno, etc. Productos que en su mayoría son agentes cancerígenos.

4- La central térmica emitirá fuertes ruidos y vibraciones añadidos a los producidos por la Autovía y en el futuro a los del AVE.

5- El consumo de agua de esta Central asciende a 1,5 m3/h de agua potable de la red de Crevillente. Esto significa que una central de 100 MW consumirá lo mismo que 22000 personas. Por lo que Crevillente duplicaría su consumo de agua, agua que no tenemos.

6- Residuos: (aceites, aguas pluviales contaminadas, aguas procedentes de la limpieza y lavado de equipos, aguas sanitarias, según la Central estos se elimina a través de la red de alcantarillado (inexistente en la zona).

La Asociación de Afectados de Cáncer de Crevillente apoya “la Alternativa 0” del proyecto, es decir, DESCARTAR LA INSTALACIÓN DE LA PLANTA propuesta.

Además si por parte del Ministerio y la empresa siguen adelante con el proyecto, esta Asociación se adherirá a cualquier plataforma de oposición al Proyecto.


DECLARACIONES DEL ALCALDE DE CREVILLENT SOBRE EL PROYECTO DE CENTRAL TÉRMICA EN SU MUNICIPIO.




VIDEO DE ALEX QUESADA REIVINDICANDO EL NO A LA CENTRAL TÉRMICA EN CREVILLENT