lunes, 25 de noviembre de 2013

DECLARACIÓN DE INTENCIONES (Por ahora...)


Últimamente no me visita mucho la musa de la escritura, me pongo delante de la pantalla del ordenador y no sé que puedo poner en un post o en un word, ideas y temas tengo muchos en la cabeza, pero no me decido a hablar de casi ninguno, no sé, estaré pasando uno de esos momentos que tienen todos los "escritores" de temor ante la página en blanco, o de bloqueo.
El caso es que he tomado una decisión, a partir de ahora quiero plasmar en este blog ideas y cosas positivas, aunque a veces la rabia y el hastío que me provoca la situación política y social de mi país y del mundo no me deja otra que vomitarla en este blog, pero me he dado cuenta que sirve de poco denunciar todo lo que ocurre, pues todo está atado y bien atado respecto al cambio hacia un nuevo orden mundial, y poco voy a poder hacer yo expresando mi opinión, pues lo hacen miles, millones de personas y todo sigue igual, incluso a peor.
 Me considero una persona luchadora y un poco activista en pro del cambio hacia un mundo mejor, pero a veces me fallan las fuerzas viendo el inmenso monstruo al que nos enfrentamos todos los trabajadores y personas "normales" que luchamos por salir adelante, y solo nos ponen obstáculos y pesadas cargas para aprovecharse de nosotros y explotarnos de todas las formas posibles.
Vivimos en un mundo regido por la ley de la selva, por la supremacía del más fuerte, y por la adoración del dinero, y esto nos llevará al desastre. Somos muchos los que vemos venir este desastre, y muchos que queremos evitarlo denunciando todo lo malo que vemos y aportando ideas para poder solucionarlo, pero somos como predicadores en el desierto, o por lo menos nos hacen sentir así porque los poderosos nos ningunean y hacen que se nos oiga poco, ya que sus palabras resuenan en un volumen extraordinario que a todos nos llegan y nos intentan convencer y a la mayoría ya los han convencido. 
No quiero decir que no vaya a continuar con la lucha, con las ganas de cambiar esto, pero creo que me voy a tomar un respiro y voy a enfocar este blog hacia la parte positiva de la vida, pues a veces hay que apartarse un poco de tanta negatividad, que no conduce a nada, solo a la desesperación y al hastío.
Para que exista un verdadero cambio en la Sociedad deberá ocurrir algo verdaderamente gordo que nos haga abrir los ojos y nos zarandee de tal modo que despertemos del letargo en que nos tiene sumido el control mental de los que nos gobiernan, que no son quienes elegimos en las urnas, sino las grandes corporaciones financieras, empresariales y de telecomunicaciones, para volvernos unos zombies esclavos que se limiten a vivir consumiendo, endeudándose y proceando a nuevos zombies que enriquezcan cada vez más a la élite bancaria y empresarial. 

2 comentarios:

Silvano Baztán dijo...

¡Hola, Juan Manuel! Creo que has tomado una sabia decisión. Lo único que vale para estimular el cambio en esta sociedad es el propio cambio que podamos conseguir en nuestras vidas particulares...

Esas pequeñas cosas, nuestras relaciones, nuestras compras, esas decisiones tomadas en plena consciencia...

Salud para ti y los tuyos.

Eowyn dijo...

Últimamente yo también me pregunto si sirve de algo la constante lucha, porque parece que el mundo no va a cambiar. Estoy empezando a pensar que el mundo es así porque tiene que ser así, tal vez somos nosotros los que cambiamos, pero no lo que nos rodea... o tal vez es porque somos demasiado impacientes, y queremos ver los resultados "ya", cuando un cambio de estas características no es cuestión de unos meses, ni de unos años... posiblemente no veremos los resultados hasta dentro de unas cuantas vidas. Sin embargo, pienso que no debemos dejarnos consumir por el desaliento y seguir haciendo lo poco que podemos hacer, aunque solo sea protestar, escribir nuestras opiniones y manifestar nuestro desacuerdo. Tal vez, granito a granito, consigamos al final la gran avalancha que se llevará todo lo malo para poder construir el mundo que todos queremos. Mucho ánimo, Juan Manuel.