miércoles, 1 de enero de 2014

ALFREDO


Hace poco más de un año que conocí a Alfredo a través de Facebook. Lo primero que me llamó la atención de él fue la cantidad de mensajes positivos y de imágenes bonitas que colgaba en su biografía, al principio le acepté como amigo porque otros muchos de mis contactos lo habían hecho y me gustaba todo lo que ponía a través de esta red social.
Cuando indagué un poco en su vida y me enteré de la tremenda realidad a la que se enfrentaba Alfredo y toda su familia, se me hizo un nudo en el corazón al conocer la enfermedad que padecía, una distrofia muscular degenerativa que lo tiene postrado en cama y con aparatos para ayudarle a respirar y a realizar todas sus funciones básicas para la vida.
Puedo decir que Alfredo es una de esas pocas personas que solo con conocerlas son capaces de tocar tu corazón, y desde el primer momento que hablas con él y miras a sus ojos, que aunque no vean por su enfermedad, te miran desde su alma, sientes que es especial y sientes la fuerza vital que irradia y su ilusión y sus ganas de aferrarse a la vida con uñas y dientes, como un auténtico guerrero de la vida.
Nadie queda indiferente ante Alfredo, su lucha por sobrevivir, la actitud tan positiva que tiene ante sus tremendas circunstancias y la dulzura con la que te habla cuando le preguntas como está, y siempre te dice -Bien, gracias-.
Alfredo lleva un micrófono en su respirador para que su pequeño hilo de voz se pueda amplificar y dejarse oir correctamente, y su voz es la voz de la verdadera vida, de la verdadera condición humana, y el mensaje de esperanza que transmite rompe cualquier obstáculo posible para que se le oiga.
Él ha elegido la esperanza y las ganas de vivir y por eso la gente le admira y le apoya, porque casos como el suyo hay muchos, por desgracia, pero Alfredo es especial, como lo es también su familia, una familia normal, como cualquiera, que se ha tenido que enfrentar desde que Alfredo era muy niño a esta puñetera enfermedad que el destino ha querido dar a Alfredo.
Las dificultades a las que se enfrenta la familia de Alfredo para poder darle las mejores condiciones de vida posibles son innumerables, su gasto farmacéutico mensual es superior a los 500 euros, su pensión de Incapacidad y dependencia ha sido recortada ya más de tres veces y la cantidad casi no supera su gasto.
Sus padres no pueden trabajar porque tienen que estar las 24 horas del día pendientes de él y no pueden pagar a una persona que lo haga, cada día gasta unos dos paquetes de pañuelos, empapadores, cremas, toallitas especiales, sondas, etc, y todo sale de su bolsillo porque apenas cubre ese gasto la Seguridad Social, por los recortes de nuestros "queridos" políticos.
Su situación es bastante tremenda, gracias a el apoyo de mucha gente, que sabiendo su caso se ha volcado en ayudarles, tiene una cuenta en donde se le puede ayudar económicamente y muchas asociaciones organizan eventos para sacar algo de dinero que ayude a esta familia y sobre todo a Alfredo.
No es caridad lo que pide la familia de Alfredo, es ayuda, porque de verdad la necesitan, porque por desgracia este "desgobierno" no hace nada para ayudar a los enfermos como él, sino que recorta sus pagas para ver si así van "desapareciendo", han perdido la humanidad nuestros políticos y solo podemos que contar con la ayuda de nosotros mismos, de nuestra empatía y de nuestra capacidad de unión que nos haga actuar para ayudarnos mutuamente.
Alfredo tiene derecho a que le ayuden, y todos, si ponemos algo de nuestra parte podemos hacer que su vida sea un poquito mejor, o por lo menos que no le falte nada de lo necesario, porque ha veces nos preocupamos más de la gente que lo está pasando mal en países remotos, que no está mal, y es necesario, pero también debemos darnos cuenta de quienes están pasándolo mal a la vuelta de la esquina y ayudar a nuestros vecinos, porque si no apoyamos lo cercano y nuestro, ¿cómo vamos a arreglar lo de los demás?.
Qué Dios bendiga a Alfredo y toda su familia, ellos lo merecen todo.
Si quereís ayudar a Alfredo Sanchez Sansano podeís hacerlo en la siguiente cuenta bancaria:

6 comentarios:

Elena Pizana Sala dijo...

Juan Manuel, has descrito perfectamente quién es Alfredo y como son sus padres, cierto es que los que tenemos el placer de visitarlo habitualmente lo tenemos calado en nuestros corazones desde el primer día en que le visitamos.
Alfredo es un ejemplo de lucha que muchos deberiamos tomar ejemplo de él.
Muchas gracias por tu post de hoy y felicidades por tu blog.

Elena Pizana

Juan Manuel Mas dijo...

Gracias Elena y encantado de leer tu mensaje, para mí ha sido todo un honor conocer a una persona tan excepcional como Alfredo, y siempre que pueda iré a hacerle alguna visita, como tú dices, lo tenemos calado en el corazón y es un gran ejemplo de superación para todos, un abrazo.

Anónimo dijo...

Ke bonito lo ke escribes sobre alfredo, estas navidades no he podido acerkarme a konocerlo pero si ke de verdad en mi proximo viaje a crevillent no se me eskapa el pasar a verlo por ke si te soy sincera siento envidia del ke lo konoce komo tu y es ke debe de ser tan maravilloso el konocer a una persona komo alfredo...... Me gusta tu bloq

marivi romero dijo...

Perdon es ke no se poner lo del nombre y no me gusta aparecer komo anonimo, me esta enseñando mi hijo jajajaja

Juan Manuel Mas dijo...

Gracias por tus cometarios Maravi, espero que conozcas pronto a Alfredo, él estará encantado de conocerte y hablar contigo, es una persona excepcional, y se lo merece todo- Un abrazo, amiga.

Anónimo dijo...

Como amiga d Alfredo a traves del"face" te doy las gracias por este gesto q has tenido, me he emocionado, xq a veces es dificil pensar q aún queda gente con humanida.
Solo puedo decir q gracias por ser así!!!
Rapunzzel (Raquel)