martes, 19 de agosto de 2014

TEMPUS FUGIT


Navegando esta tarde por la Web he visto una noticia que me ha llamado mucho la atención, bueno, no sé si es noticia o es una invención, el caso es que decía que un científico ruso había descubierto que la tierra gira más rápido desde 1980 y que en realidad el día tiene 16 horas y no 24 como creemos. Quizá la percepción temporal vaya a la par con la rotación del planeta y no nos demos cuenta, o se haya acelerado la cuenta temporal de la unidad de tiempo, pero el caso es que aunque la noticia parezca descabellada, cada vez tenemos más la sensación de que el tiempo pasa volando, y no lo digo yo, lo dice todo el mundo, todo va cada vez más rápido, todo se desarrolla de forma vertiginosa y vemos pasar los años y las décadas con una rapidez que en otras épocas no se vivía.
Puede que esto no se más que una tontería viral de esas miles que circulan por Internet, pero me he quedado reflexionando sobre ello y me he dado cuenta de que debe de estar pasando algo en nuestro Mundo para que vayamos tan acelerados y veamos pasar los días y los meses de forma tan fugaz.
Recuerdo cuando era niño que los días parecían interminables en verano, y aún en invierno, las tardes se hacían largas, las noches eran silenciosas y pasaban lentas, ahora el día se mezcla con la noche, la gente apenas duerme y va deprisa a todos lados, los relojes parecen ir más rápidos, sino comprobarlo, antes hacían tic tac, ahora van todos uniformas con las manecillas moviéndose sin pausa y de forma inexorable y continua, parece como que los segundos duran la mitad del tic tac, ahora es tic tic tic tic, antes era tic tac, tic tac.
Si le hacemos caso a Einstein y a su teoría de la relatividad, el tiempo es relativo, una hora cavando al sol en un desierto parece una eternidad, y 10 horas con la chica que te gusta parece diez minutos, todo es según la percepción de nuestra realidad, pero puede que si, como dicen los físicos cuánticos, nosotros seamos creadores de nuestro Universo Personal, hayamos presionado a la realidad para que el tiempo, que forma parte de esta realidad, como cuarta dimensión, vaya a la par con las prisas de la "modernidad", y nosotros mismos hayamos acelerado el ritmo de rotación de la Tierra, parece una teoría descabellada y poco científica, pero eso no es lo que dice la nueva ciencia, la física cuántica, y creo que no voy muy descabellado con esta teoría. De todos modos el tiempo vuela, ya lo decían los antiguos, "Tempus fugit" "Carpe Diem".

No hay comentarios: