domingo, 28 de septiembre de 2014

REALIDAD ALTERNATIVA



Hay veces que tengo miedo de publicar algo en el blog por si acaso puedan burlarse de mí o usar algo de lo que escribo para hacerme daño, siento a veces impulsos irrefrenables de escribir sobre lo que siento, y aún siendo un blog personal y bastante sincero, o eso creo yo, que soy quien escribe en él, me doy cuenta de que siempre hay un resquemor y una tendencia a autocensurarme por el miedo al qué dirán. Esto no pasaría si el blog fuera anónimo pero prefiero que sea así, personal, con nombres y apellidos, que esté completamente fichado por los ciberpolis que nos vigilan, pero siempre auténtico y veraz.
Pues bien, este sentimiento de temor me hace frenarme a la hora de escribir cosas muy personales que me gustaría compartir, pero que no lo hago por ese miedo quizás infundado, pero lo siento, me hace crear barreras a mi creación literaria personal.
Quisiera contar como me siento muchas veces, pues en mi cabeza siempre bullen millones de pensamientos, y todos siempre dirigidos a buscar el "sentido" de esta existencia, tan extraña, tan maravillosa y tan dura a veces. 
Si sois seguidores de mi blog, sabéis que en muchas ocasiones he hablado sobre la enfermedad del cáncer, pues por suerte o por desgracia, soy un afectado desde hace muchos años. 
Hablo de esta enfermedad porque la crudeza de la misma, lo extraño que nos sentimos los enfermos y lo desconcertados que estamos cuando nos dicen el diagnóstico e incluso luego o como en mi caso, siempre a expensas de la incertidumbre ante las pruebas y ante lo que nos pasa en el cuerpo, siempre pendientes de esos pequeños dolores, de cualquier anomalía en el mismo, porque siempre estamos con temor a volver a tener "el bicho", que nunca se va del todo, pero mejor tenerlo escondido y parado.
Todo este temor y esta incertidumbre va atenuándose con el tiempo, nunca desaparece, porque se queda de fondo en nuestro espíritu, pero nos acostumbramos a vivir con ello y seguimos con nuestras vidas "normales", que no lo son, para nada, pero aparentamos que lo son para poder estar con el común de la gente.
Todos los días pienso en esos fatídicos días en los que lo pasé tan mal, pero ahora, últimamente estoy pensando cosas diríamos "extrañas", y digo así porque hasta a mí, que soy quien las piensa y acostumbrado a mis "rarezas", las considero bastante peculiares.
Después de haber estado tanto tiempo enfermo, primero en el 2000 y luego en el 2008, haber pasado 7 meses de quimio más dos operaciones complicadísimas al año siguiente, otros 4 meses de quimio 9 años después y otra operación en el cuello, salir de todo esto, y sentirme tan bien como me siento ahora, (dando gracias a Dios, siempre), haber podido tener a mis hijos, con ayuda médica, pero para mí ha sido un milagro, y seguir al pie del cañón en la vida, con sus más y sus menos, me hace pensar a veces que en realidad estoy "muerto", que morí en el quirófano hará 14 años, que lo que estoy viviendo ahora no es real, que es una "realidad alternativa" en la que estoy metido por alguna razón, porque casi diría que me siento mejor ahora que nunca antes en mi vida. Que se me ha concedido vivir esta realidad para realizar una misión, para poder ayudar a mis semejantes en todo lo que pueda, para dar ánimo y luchar.
Si, se que son pensamientos raros y no, no estoy loco, o eso creo, pero cuando piensas en lo que dicen los científicos de realidades paralelas, alternativas, la física cuántica y las posibilidades en otras dimensiones, da que pensar, porque a veces es tan extraño los giros que nos da la vida que ¿por qué no puede pasarnos estas cosas?, aunque no nos demos cuenta de forma lógica, pero nuestra mente irracional, la que de verdad entiende la realidad nos susurra lo que es verdadero, que la realidad no es tal como creemos, no sé, es extraño, pero fascinante, ¿no creéis?... 
Si pensáis que estoy loco, decírmelo, por favor, os lo agradeceré...

2 comentarios:

Eowyn dijo...

Créeme, Juanma, tengo muuuucha experiencia en esto, no en lo del cáncer, pero sí en lo de sentirse raro y tener miedo al qué dirán si dices lo que sientes, lo que te apetece en un momento dado, si compartes aquello en lo que crees. Sabes que en mis blogs utilizo un pseudónimo, pero la verdad es que eso no lo hace menos difícil, porque cualquiera mínimamente interesado y con unos conocimientos básicos de informática podría averiguar mi nombre real. El tema es que mi nombre real ya apenas significa algo para mí, y día a día se va distanciando de mí, aunque lo siga utilizando para moverme por otra parte del mundo. La buena noticia es que según decides abrir tu corazón y plasmar justo aquello que quieres decir, te vas acostumbrando a esa sensación de riesgo, y cuando ves que no pasa nada, o incluso cuando te das cuenta de que el de al lado piensa más o menos como tú, poco a poco vas perdiendo ese miedo.

Sí que he conocido a personas en tu misma situación, y sé que aún hay muchas personas que no le encuentran sentido al sufrimiento. Lo que he observado es que una enfermedad grave como el cáncer te pone a prueba, y si consigues salir de ella, te transforma profundamente, igual que todas aquellas personas que han pasado por experiencias cercanas a la muerte... tal vez porque ese tipo de enfermedades te acercan al abismo, y te pones cara a cara frente a algo que la mayoría de la gente prefiere ignorar durante toda su vida, incomprensiblemente.

Yo también me he sentido como una loca, por circunstancias algo distintas. Me han llegado a expulsar de grupos por afirmar con rotundidad la realidad en la que yo... no solo creo, sino de la que tengo buenos indicios. Y puedes estar seguro de que no estás loco. Más bien al contrario, posiblemente estás más cuerdo que la mayoría.

Un abrazo.

Juan Manuel Mas dijo...

No sabes como te agradezco tu comentario, y es verdad me siento raro, como en otra realidad, como que estoy aquí desubicado, no se, es extraño, a veces miro a mi alrededor y no le encuentro sentido a nada, pero otras veces me invade un sentimiento de esperanza tremendo porque sé que todo saldrá bien, porque hay algo o alguien que nos guía y que nos lleva a donde tenemos que llegar, cumplir una misión, y realizar nuestra tarea en la vida o en las vidas que tengamos que pasar. Gracias por tus comentarios, me hacen mucho bien, y de verdad, sigue así de comprensiva, ayudas a mucha gente, y por supuesto, sé que tu realidad existe, lo creo firmemente, la vida despues de la vida, allí viviremos todos otra vez, de nuevo, graciasssss.