domingo, 17 de agosto de 2014

BLOGUEANDO


Ya hace unas semanas que no publico nada en el blog, y la verdad es que en estos momentos no sé como empezar este post, me estoy dejando llevar por las divagaciones de mi mente, escribiendo conforme me llegan los pensamientos a mi cerebrito, pero no tengo ninguna idea concreta de la que hablar, o de la que no hablar, porque es tanta la información chunga que entra en nuestros cerebros al cabo del día, ya sea por la tele, radio, internet, o cualquier medio, que mi masa encefálica está tan saturada que solo me pide acostarme y dormir.  
Aparte de que estamos en días de vacaciones, merecidas, ya que llevaba un año bastante estresante, por el trabajo y los avatares de la vida en general, pero he decidido poner un nuevo post en este viejo blog, en el que tantas veces he pensado y aunque no es muy leído, contiene mucho de mí, y solo con pensar que hay gente que lee y comenta porque le gusta, ya vale todo el esfuerzo que pongo en él.
Cuando empecé a escribir esta bitácora me propuse plasmar ideas, dar a conocer párrafos de otros autores que me parecen interesantes, vídeos, toda clase de escritos y artículos, aunque siempre procuro publicar posts de mi cosecha, más que nada por ser lo más original posible y desarrollar mi creatividad.
Este blog es personal, quizás yo diría que es una especie de diario desordenado y caótico en el que mezclo parte de mi vida con vivencias de otras personas, noticias, ideas, política, en fin, un batiburrillo de todo lo que bulle en mi interior.
Mi afición a la escritura viene ya de lejos, de hace bastantes años, a la par que mi afición a la lectura, cuya consecuencia lógica ha sido escribir. No me considero buen escritor, porque estoy en pañales respecto al manejo del léxico y de la lengua española, pero por lo menos creo que se plasmar en el papel lo que quiero decir, y eso, hoy en día es bastante.
Mis inquietudes son muy variadas, desde la política, la literatura, la conspiranoia, (si, pienso que todo el mundo está gobernado por seres poderosos en la sombra que nos controlan), la espiritualidad, el más allá, lo paranormal, si existe vida después de la vida, la tecnología, y como podréis adivinar, no me gusta el fútbol, ni casi ningún deporte, que dicen que es muy sano y muy bueno, pero nunca me ha llamado la atención eso que llaman "deporte", aunque más bien debería llamarse "sacar pasta a costa de los que compran, miran y se desviven por ver sus ídolos", pero allá cada cual con sus gustos. 
Antes solía escribir sobre la crisis, sobre los Bancos, sobre los políticos, sobre lo mal que estaba y está todo, pero últimamente he decidido dar un giro en lo que escribo y centrarme más en lo positivo, en la vida, en la esperanza, en las cosas buenas que nos ocurren, porque ya hay muchos que escriben sobre todo lo malo, y ¿cambia algo?, no, nada, solo que genera más miedo, mas negatividad y más desesperación. 
La gente está saturada de malas noticias, de guerras, de miedo, yo por lo menos lo siento así, te pones a mirar las noticias y un poco más y te echas a llorar, y no, no quiero difundir más todo esa mierda.
El otro día hablando con un amigo que ha entrado a veces a leerme, me comentó que a él no le gustaban ese tipo de post que hablan sobre la "realidad" que nos cuenta la tele y los medios, que también pensaba que a la gente le importa una mierda lo que los demás escriban sobre su vida, y eso me incluía a mí, me llegó a decir que era un poquito egocéntrico al hablar tanto de mis pensamientos en este blog, que eso no gusta. Al principio me afecto un poco, incluso me replanteé no seguir escribiendo, no sé, me tocó la moral, porque la verdad es que no soy egocéntrico, si, escribo sobre mis pensamientos, pero no para "chulearme" no, sino para compartir, porque lo que vivo es lo que sé, y no puedo hablar de lo que no sé, por eso escribo en este blog, que en realidad es mi diario "público", y si alguien me lee, y quiere comentar, ya sea para criticar o alabar, que lo haga, eso le da más sentido a mi trabajo de escritor.
Cuando plasmamos nuestros pensamientos por escrito nos hacemos esclavos en cierta manera de esos mismos pensamientos, y debemos ser consecuentes de lo que decimos, porque algún día se puede volver en contra de nosotros mismos. Eso no quiere decir que hoy tenga una idea sobre algo o comente sobre algún tema una opinión, y mañana reniegue de todo lo que dije anteriormente, pero siempre habrá alguien que te remita a lo que escribiste y te saque un poco "los colores" o te llame "gira-chaquetas", pero la vida es así, hoy pensamos una cosa y luego otra, y luego otra, y luego volvemos a lo anterior, y todo es un caos en la existencia, pero esa es la naturaleza humana, y no vamos a cambiar, está en nuestra esencia.
Por eso a veces me doy cuenta de que me auto-censuro y cuando quiero plasmar una idea concreta, pienso en las consecuencias de hacerla pública, por eso suavizo las palabras, o empleo eufemismos o simplemente no la plasmo, por el qué dirán ciertas personas o por el miedo a ser desacreditado o no sé, paranoias que me monto, pero esas son las inconveniencias de dar la cara en este blog, y que todos sepan quien lo escribe y cómo es su autor, por lo menos puedo decir que yo no me escondo. 
Seguimos en el camino...

2 comentarios:

Eowyn dijo...

No estoy de acuerdo con tu amigo, Juanma, un blog es para escribir lo que te apetezca, para desahogarte, para criticar las actitudes de la sociedad en la que vivimos, para que nuestra voz se oiga, para que se sepa que hay personas que no nos contentamos con lo que nos quieren vender, hacer creer o lo que sea... No necesitamos blogs que sean copias repetidas de lo mismo, sino blogs originales que nos permitan conocer al autor. Como comentaba en mi propio blog hace poco, es difícil ser uno mismo, y más cuando escribes en un lugar público. Hay que ser muy valiente y estar dispuesto a dar la cara si es necesario, pero creo que enfrentarnos a nuestros propios miedos y atreverte a decir lo que piensas siempre tiene su recompensa. Es muy probable que muchos otros que permanecen en silencio se unan a ti cuando vean que alguien se atreve a hablar. Es casi lo único que nos queda hoy en día (de momento), así que hagamos uso de ello. Mientras lo hagamos con respeto y usando bien el lenguaje, nadie nos puede decir nada.

Un abrazo y mucho ánimo (y sigue escribiendo, que yo al menos te echaba de menos).

Juan Manuel Mas dijo...

Gracias por tus palabras Eowyn, el otro día hice un comentario en tu último post, pero no sé por qué se borró y ya no he vuelto a comentar, pero lo voy a hacer, gracias por tus palabras y tus críticas constructivas, vosotros sois los que me dais fuerza para seguir, gracias, de verdad, un abrazo y seguimos...