domingo, 15 de marzo de 2015

ZOMBIE



Llevo tiempo, mucho tiempo con un sentimiento de derrota, de pasotismo, de indiferencia ante lo que nos muestran en los telediarios y en los medios de comunicación sobre la política y sobre la vida en sí, no sé, me siento muy poco motivado ante la cantidad de mierda que veo todos los días por la tele y por internet. 
Quizás sea mi forma de ver la vida que me hace retener pensamientos negativos influenciados por las malas noticias, que son casi todas, y no me dejan ver lo bueno de la vida, que por supuesto, lo hay, pero cuando tienes un espíritu crítico y deseoso de cambio como el mío, todo lo malo te afecta y te hace ver poco lo que realmente importa, la bondad y lo bueno que queda en esta existencia.
Lo importante en la vida son esos pequeños momentos que pasamos con los amigos, con la familia, por desgracia, tan escasos en estos tiempos de "incomunicación" comunicada, pues estamos cada vez más solos en la vida real y saturados de "amigos" en la vida virtual. Ya confundimos la realidad con la otra realidad electrónica, y un simple mensaje de Whatsapp visto y no contestado nos inquieta y nos hace ponernos nerviosos con la persona que se lo enviamos, estamos sometidos a una esclavitud sutil y alienante que nos está controlando la vida de una forma que no imaginamos. 
Por supuesto, yo estoy también dominado por la tecnología, y soy como un yonki, sé que me domina y me hace mal, pero no puedo dejar de usarla, la necesito, como la cocaína, como la heroína, con la diferencia que esta droga no mata el cuerpo, pero si la mente, y lo que es peor, el espíritu.
Creo que esta tecnología de smartphones, tablets, internet en todo, nos está convirtiendo en zombies emocionales, en yonkis de la información, el conocer cosas porque sí, sin profundizar, pero consumir noticias y noticias para estar "informado", pero por supuesto sin razonar ni saber el por qué de todo lo que ocurre, eso sería peligroso para el sistema, pues ellos nos saturan, así creemos que pensamos, pero en realidad estamos diluyendo nuestro conocimiento y saturando nuestro raciocinio para que "ellos" nos controlen a su antojo, consumamos, gastemos, vivamos como quieren y muramos sin ser peligrosos ni tener ansia de cambio. Estamos drogados y narcotizados, así aunque estemos pasándolo mal, no nos enteramos, pues nos dan sucedáneos de felicidad que nos dan un cierto "motivo" para seguir siendo zombie medio feliz. Uff, me ha llegado un Whatsapp, voy a ver...


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Existen dos explicaciones a esta forma de comportamiento. Los humanos necesitamos estabilidad emocional. Está en nuestra propia naturaleza de seres indefensos ante tantos y tantos avatares de la vida. Es por ello que solemos aceptar sin vacilaciones los dogmas religiosos, que se nos inculcan cuando nuestra mente todavía es incapaz de razonar con argumentos. Y esta es la segunda explicación, porque la mente queda moldeada por la educación religiosa o las creencias atávicas en prácticamente todos los grupos humanos de nuestra especie. De ese modo, naturaleza y cultura diseñan los pensamientos de nuestra mente hacia la creencia y el dogmatismo. Se necesita mucho entrenamiento mental para neutralizar y reconducir los pensamientos hacia un razonamiento de criterios objetivos, equivocados o no. Las hipótesis no pueden ser “validadas”, tan solo se debilitan y terminan por ser rechazadas o se refuerzan con la información que se obtiene con el tiempo.

Anónimo dijo...

yo tengo las ideas bien claras Juanma...no me dejo llevar por las costumbres impuestas por la sociedad... sé que eres una persona que no acepta o no te conformas con el panorama actual y tienes un vacío tan grande que jamás podrás llenarlo y lo sabes.. eres muy buena persona.. pero reflexiona el primer comentario que hice... yo por mi parte, tengo el rechazo de mis amigos mi familia y gente que verdaderamente me importa por que decidí quitarme la venda de los ojos, y no aceptar la vida que te imponen y te esclavizan por ejemplo... todas las tradiciones de esta sociedad que uno cree que la hace por su disfrute (fiestas, celebraciones que son muchísimas) pero... no.. te esclavizan... para que te encuentres entretenido y siempre estés como dando la vuelta en círculo como perdido en un bosque... por eso te pido que si alguna vez decides vaciar tu mente de todo lo innecesario... puede que encuentres lo que buscas un abrazo de alguien que te aprecia..

Juan Manuel Mas dijo...

Ante todo gracias por comentar, respeto tu postura respecto a las costumbres y tradiciones de la sociedad, pero eso es lo que tiene el vivir en esta misma sociedad, tenemos que seguir costumbres y tradiciones que nos hacen ser gregarios y sentirnos unidos los unos a los otros, pueden parecer absurdas o ser molestas, pero el vivir en "rebaño" es lo que tiene, nos guste o no, si no las sigues, te apartas del grupo y eres "raro", que supongo es lo que a ti te pasa, o por lo menos lo sientes así. En cierta manera comprendo tu punto de vista, aunque no lo comparto, porque yo sigo las tradiciones que me gustan ,aunque tu creas que son impuestas, pues no es así, las sigo porque han sido parte de mi vida, y quiero que mis hijos las disfruten, para que tengan buenos recuerdos, y se integren en la sociedad en la que vivimos. Lo que tu dices de estar entretenido, no hace falta que sea por estas tradiciones y celebraciones, solo con la tele y la radio, ya vamos sobrados de entretenimiento, y si no a que prestamos atención?, a la religión?, a la política, a los fanatismos, no sé, creo que no hay que ser tan extremista en la vida y ver lo bueno de cada cosa, en todo hay algo bueno y algo malo, en las tradiciones, en la religión, en la política, en los entretenimientos, pero si solo vemos una parte del conjunto estamos perdidos, porque solo vemos de forma incompleta una parte de la vida, es como el ejemplo de la caverna de Platón, que solo veían lo que pasaba por delante, y no sabían lo que había más allá, por eso hay que abrir la mente y probarlo todo, e integrarse en el conjunto social, como puedas o como quieras, pero siempre con respeto y buena onda y dejarnos de extremismos. Y piensa que las tradiciones y celebraciones no tienen porque esclavizar, somos nosotros mismos los que nos esclavizamos, si algo no te gusta no lo sigas o pasa de ello, sé tu mismo y siempre irás por buen camino, ah, gracias por lo de buena persona, pero si supieras...mejor no saber, jejeje.